Día mundial sin coches

Hace unos días te hablábamos sobre la importancia de tomar medidas para poner freno al mayor desafío al que nos enfrentamos en la actualidad: el calentamiento global. Te decíamos que todos debemos formar parte de la solución y contribuir a disminuir aquellos factores que suponen una amenaza para el medio ambiente. El uso de vehículos privados es una fuente importante de emisiones de dióxido de carbono y está en nuestras manos demostrar que es posible reducirlo. En la actualidad, se calcula que, en el mundo, circulan más de mil millones de vehículos a motor, lo que supone una seria amenaza para el planeta por la contaminación aérea y acústica. Desde hace 19 años, cada 22 de septiembre se celebra el Día mundial sin coches y se invita a la ciudadanía a prescindir del automóvil durante 24 horas. Ciudades de todo el mundo se unen a esta iniciativa que pretende potenciar opciones de desplazamiento sin emisiones. Asimismo, es una buena oportunidad para tomar conciencia sobre las consecuencias del uso indiscriminado de los vehículos privados. ¿Has participado alguna vez en esta celebración? Si no lo has hecho aún, desde Gadis vamos a darte algunas razones para que lo hagas.

Origen del Día mundial sin coches

Si bien es cierto que el Día mundial sin coches surge como una propuesta de la Comisión Europea en el año 2000, su origen se remonta a la década de los setenta. La crisis petrolera que tuvo lugar en 1973 generó una preocupación por el suministro de petróleo que llevó a muchos gobiernos europeos a poner en marcha las primeras medidas para desincentivar el uso del coche. Entre ellas, destacó la prohibición del tráfico motorizado los domingos.

Dos décadas después, en 1994, tuvo lugar en Toledo la Conferencia Internacional Ciudades Accesibles, en la que se propuso la idea de celebrar jornadas concretas en las que se incentivase el transporte sostenible. Así, en octubre de ese mismo año, se llevaron a cabo las primeras jornadas sin automóvil en ciudades como Reykjavík (Islandia), La Rochelle (Francia) y Bath (Gran Bretaña). De hecho, Gran Bretaña fue el primer país en aplicar la campaña a nivel nacional en 1997, y en el año 2000, se logró consolidar como una iniciativa europea con la convocatoria de “¡La ciudad sin mi coche!”. Aunque la fecha puede variar en algunos países, la iniciativa se está extendiendo por todo el mundo (actualmente se celebra en 2.141 ciudades de 46 países) e incluso hay ciudades que organizan la semana de la movilidad para promover el transporte sostenible. Durante unas horas, todos tenemos la oportunidad de imaginar cómo serían nuestras vidas y nuestras ciudades sin coches.

Las consecuencias del uso indiscriminado del coche

El coche es el medio de transporte que más energía consume y el que mayor impacto tiene sobre el medio ambiente. Es innegable que puede ser de mucha utilidad en situaciones concretas como una urgencia, el transporte de personas con movilidad reducida o la necesidad de llegar a algún destino que no cuenta con una red de transporte público. Sin embargo, el uso generalizado y desmesurado es su principal problema, que se agrava por las bajas tasas de ocupación de los automóviles. Existen muchos factores que lo convierten en una de las grandes amenazas para el medio ambiente y se observan las consecuencias de su uso indiscriminado en muchos ámbitos de nuestra vida:

  • Es el medio de transporte que más energía consume por persona transportada y kilómetro recorrido, casi el doble que un tren de cercanías o un metro y cuatro veces más que un autobús.
  • Es el principal responsable de la contaminación del aire en las ciudades. ¿Sabías que en España se producen 16.000 muertes prematuras al año relacionadas con la contaminación atmosférica? Ciudades como Barcelona y Madrid siguen superando los límites de contaminación en el aire permitidos por la OMS.
  • El coche privado es el medio de transporte que ocupa más espacio y el responsable del modelo actual de ciudad y de desarrollo urbano, que se ha ido adaptando a las necesidades generadas por el incremento de vehículos particulares.
  • Los accidentes de tráfico constituyen en la actualidad la quinta causa más frecuente de muerte en España y más de la mitad del total de accidentes se produce en las ciudades.
  • Es el principal responsable de las congestiones urbanas.
  • El 80% del ruido urbano es debido al tráfico rodado, en el que los vehículos privados representan una amplia mayoría.

Tiempos de cambio

En los últimos años, se ha observado cierta tendencia a modificar la manera en la que nos movemos en las ciudades. Poco a poco, se va sustituyendo el coche por el transporte público, las bicicletas e incluso los desplazamientos a pie. Según el Índice Mundial del Ciclismo, España es el país en el que más está creciendo el uso de la bicicleta. Cambiar la forma de moverte por ciudad, además de ayudar a mejorar el entorno medioambiental, ayuda a tu salud. Opciones como caminar o montar en bicicleta tendrán beneficios medibles y rápidos en tu sensación de bienestar.

El Día mundial sin coches se celebra en el marco de la semana europea de la movilidad, que transcurre del 16 al 22 de septiembre. Este año bajo el lema “Camina con nosotr@s”. En la página web del Ministerio de Transición Ecológica puedes encontrar información sobre las actividades que se celebran en toda España.

¿Te gustaría una ciudad con menos coches y más amable con peatones y ciclistas? Este 22 de septiembre deja aparcado tu coche y opta por nuevas maneras de desplazarte que sean respetuosas con el medio ambiente. ¿Qué te parece? ¿Crees que tu ciudad está preparada para que puedas dejar de usar tu coche?

Deja un comentario