Alimentos ricos en proteínas y bajos en grasas

Publicado el Categorías Carnicerías en A Coruña, Mejor Supermercado en Ferrol, Mejor Supermercado en PontevedraEtiquetas , , ,
carnes limpias de nervios
Las proteínas son una parte fundamental de nuestra alimentación, hay que consumirlas todos los días y tienen que ser procedentes de alimentos variados. La mejor forma de cuidar tu alimentación no es comer todos los días alimentos ricos en proteínas y bajos en grasas, sino variar. Distintas comidas, tengan menos o más proteínas, aportan minerales esenciales, vitaminas y otros nutrientes que necesitamos.

Dicho esto, y recomendándote una alimentación variada y responsable, las proteínas de mayor calidad a la hora de ser digeridas se encuentran en los pescados, que además son fuente natural de minerales, de omegas, de fósforo, de vitaminas y de nutrientes fundamentales. Los productos del mar tienen muy poca grasa y en nuestras pescaderías en Gadis podrás encontrar xardas, lubinas, doradas y merluza, entre otros, a muy buen precio y dónde se esconden esas ricas proteínas que necesitas.

Otro sitio en el que buscar proteínas de calidad es las carnes blancas. El pavo y el pollo apenas tienen aporte graso, siendo unas carnes estupendas para cuidarse, consumir poca grasa y nutrirse. Para completar un plato de pollo o de pavo añade una ensalada o un rico arroz. Tras estas carnes blancas se encuentra el conejo, que además admite un millón de preparaciones, y tras ello las carnes rojas.

Recetas de temporada saludables para niños.


Alimentos ricos en proteínas y bajos en grasas


Si quieres comer carne roja: un filete, una carrillera, un entrecot… has de saber que aunque tiene un sabor espectacular contiene más grasa que el resto de los productos aquí citados. Si quieres bajar peso, reserva estas comidas para el fin de semana, porque lo que no puedes hacer es privarte de comerla de vez en cuando. La carne roja es una de las principales fuentes de las que conseguir hierro.

Así que para obtener proteínas de calidad come mucho pescado, añade pollo y pavo a tu dieta y muy de vez en cuando carne roja, que aunque contenga grasas también tiene minerales que necesitas.