Alimentos para mejorar la memoria y la concentración

Publicado el Categorías Frutas y Verduras Coruña, Mejor Frutería de SupermercadosEtiquetas , , ,
arandanos buenos para la memoria
Si eres estudiante, quieres fortalecer tu memoria y tu concentración y deseas hacerlo con alimentos sanos y sin tomar ninguna pastilla, estás en el artículo correcto.

Hoy vamos a hablarte de tres alimentos maravillosos para potenciar tu capacidad cerebral y también a contarte cómo tomarlos. Recuerda que puedes encontrarlos en cualquiera de nuestros supermercados Gadis.

Arándanos


Los arándanos son una de esas frutas 'mágicas'. Las llamamos así porque son maravillosas para nuestro cuerpo. Si tienes predisposición a la cistitis, con el arándano mejorarás, también es estupendo para cuidar tu cutis pero, sobre todo, para tener una memoria fuerte como una roca.

La mejor manera de tomarlo es de postre. Coge un bol y mezcla arándanos, una cucharadita con miel y tres de kéfir de leche de cabra. Puedes también añadir otras frutas, como piña o fresas, pero que el arándano sea la estrella. Acostúmbrate a tomarlo a diario y notarás la diferencia.

brecol bueno para la memoria

Brécol


El brécol, o brócoli, es un vegetal formidable para la memoria y la concentración. Seguro que ahora estás pensando: 'sí, lo que digas, pero sabe regular'. Eso es porque seguro que lo comes cocido, una manera de prepararlo un poco sosa. Intenta hacerlo a la plancha acompañado de arroz integral, un alimento de bajo índice glucémico que también ayuda a la memoria.

Complementa el plato con frutos secos, un buen chorro de aceite de oliva y alguna proteína, como pollo o pavo. Si el sabor te sigue resultando no del todo agradable, aliña el plato con unas gotas de soja y seguro que lo acabas adorando. Tu memoria lo agradecerá.

Salmón


El salmón, como la trucha, la xarda y el pescado azul en general, contiene Omega 3. Seguro que conoces este ácido graso por los beneficios que le aporta al corazón, pero también mejora la salud de tu cerebro, ayudando a cuidarlo y a sacarle más rendimiento, lo que es fundamental si estás estudiando un máster, por ejemplo.

Para comer salmón de una manera divertida, haz unos tallarines y témplalos. Sírvelos en el plato con rúcula, unas nueces, queso fresco y un chorrito de aceite de oliva. Es un plato muy sano, lleno de energía y de nutritivo carburante para el cerebro.

Anótate estas recomendaciones para tus menús en temporadas de mucho estrés o de exámenes. Recuerda que cerebro solo tenemos uno, y hay que cuidarlo.