Recetas para la primavera con el Plato ALIMENTES

Cambio de estación y ¿cambio de menú? La primavera trae nuevos productos a nuestras casas que nos dan otras posibilidades para seguir una dieta saludable. Ya sabes que, en Gadis, apostamos por el consumo de cercanía y de temporada. Por eso, hoy queremos proponerte algunas recetas para esta nueva estación a partir del plato ALIMENTES. El menú saludable. Como te hemos contado, el Plato Alimentes es una guía visual que sirve de ayuda en el diseño de tus menús, proporcionándote un sencillo esquema que te muestra las proporciones adecuadas de los distintos grupos de alimentos. Así que hoy toca pensar en las frutas, legumbres, verduras y hortalizas (cerezas, nísperos, fresas, guisantes, espárragos trigueros, etc.) que se van abriendo paso estos meses para sugerirte algunos platos de primavera. Así podrás ahorrar tiempo a la hora de planificar tus comidas semanales. ¡Sigue leyendo!

Productos de primavera

Los productos de temporada son una apuesta ganadora para llevar a la mesa porque te permite disfrutarlos en su “máximo esplendor” de textura y de sabor. Es verdad que, en el noroeste peninsular, las temperaturas favorecen tiempos de cultivo más largos y, en el caso de Galicia y Castilla y León, se puede hablar de dos grandes temporadas: otoño-invierno y primavera-verano.

Acabamos de inaugurar la primavera y comienzan a hacer su aparición los frutos silvestres con un sinfín de propiedades, a los que se irán incorporando también las frutas con hueso (nísperos, albaricoques, melocotones, nectarinas…). Con la subida de temperatura, empiezan a apetecer platos más refrescantes y eso parece saberlo también la naturaleza 😉. Tomates, pepinos, zanahorias, judías, pimientos, calabacines… Cuántas posibilidades para crear coloridas ensaladas o una crema fría, ¿no te parece? Los pescados, por su parte, también nos facilitan pensar en recetas fresquitas, ya que es el momento óptimo de la caballa y, en general, de los pescados azules. Aquí te dejamos nuestras propuestas.

Recetas para la primavera con el plato ALIMENTES

Las recetas que vamos a proponerte son para cuatro personas y han tenido en cuenta las proporciones recomendadas en el plato ALIMENTES: ½ de plato de vegetales y frutas, ¼ de plato de proteínas saludables (fundamentalmente, aves, pescado o legumbres) y ¼ de plato de granos integrales (pan, pasta y arroz integrales, quinoa o patata).

Sopa de puerro, guisantes, patata nueva y yogur

Ingredientes
2 puerros
600 g patata nueva
1 litro de caldo de verdura
400 g guisantes
1 yogur natural
Aceite de oliva virgen
Sal
Pimienta
Hierbabuena (opcional)

Preparación
– Puedes preparar el caldo de verduras o comprarlo ya preparado. En el caso de hacerlo, puedes aprovechar las hojas verdes de los puerros para añadir al resto de verduras.
– Corta los dos puerros en rodajas no demasiado finas y dóralas con un poco de aceite a fuego medio.
– Pela las patatas y córtalas en dados gruesos. Añádelos a la cazuela o sartén y deja que cojan un poco de color. Cuando empiecen a dorarse, cubre con agua o caldo (la cantidad puede variar dependiendo de si prefieres una textura más o menos ligera). Deja hervir 10 minutos.
– Añade los guisantes y, cuando a las patatas le queden sobre unos cinco minutos de cocción, añade el yogur.
– Una vez cocido, retira del fuego para triturar. Rectifica de sal y pimienta. A la hora de servir, puedes añadir una cucharada de yogur, un chorrito de aceite, pimienta y unas hojas de hierbabuena picadas para decorar y aportar un poco de frescura al plato.

 

Ensalada de calabacín con rúcula, jamón y lentejas

Ingredientes
2 calabacines
Un manojo o una bolsa de rúcula
150 g lentejas
8 lonchas jamón serrano (opcional)
Sal
Aceite de oliva
Vinagre balsámico
Mostaza antigua

Preparación
– Lava la rúcula y colócala en un bol.
– Pela el calabacín y córtalo en rodajas muy finas para añadir al bol.
– Añade las lentejas cocidas (puedes cocerlas con anterioridad o usar las precocinadas).
– Puedes cortar las lonchas de jamón crudas, pero si quieres darle un toque crujiente, ponlas sobre una bandeja y hornéalas 10 minutos a 180º. Una vez salidas del horno, trocéalas y añádelas al resto de ingredientes.
– Prepara un aliño con vinagre balsámico, un poco de aceite de oliva y una puntita de mostaza antigua. También puedes utilizar una cucharadita de miel de caña para aportar un punto de dulzor.

Caballas al pesto con verduras

Ingredientes
4 caballas
2 cucharadas de pan rallado
1 vaso de vino blanco
1 cucharada de vinagre balsámico
Unas hojas de albahaca
Piñones
1 diente de ajo
Aceite de oliva
Parmesano rallado

Preparación
– Las caballas han de estar perfectamente limpias para tener los filetes que serán la base del plato. Puedes hornearlas o cocinarlas a la plancha para luego añadir el pesto. En el caso de hornearlas, ponlas con un poco de aceite en una bandeja y déjalas 20 minutos a 180 º.
– En el vaso de la batidora, pon el diente de ajo, la albahaca fresca picada, el queso parmesano rallado, los piñones y aceite de oliva. Tritura hasta conseguir una masa más o menos consistente.
– Si has cocinado las caballas a la plancha, colócalas sobre una bandeja (puedes usar la misma en la que las has horneado si has optado por esa opción) y les añades una buena cucharada del pesto que has preparado. Rocía con un chorrito de vinagre balsámico por encima para darles un toque de color y reforzar el sabor.
– Acompaña el plato con unas verduras: al horno, en ensalada…

Seguro que te estás preguntando dónde está la fruta del plato ALIMENTES, así que te proponemos que la introduzcas en el postre. ¿Qué te parecen unos frutos silvestres y/o unos nísperos con un poco de requesón y miel? Puedes optar por aquella que más te guste, siempre que sea de temporada. ¿No crees que es una buena manera para cerrar la comida? Dulce y saludable, ¿se puede pedir más?