¿Los mejillones en lata están cocidos? ¿Cómo se preparan?

Todos conocemos este producto. Sin embargo, es probable tener dudas sobre cómo se preparan los mejillones en lata y si están cocidos o no.

Y eso a pesar de que el mejillón en lata es algo realmente español. ¿Lo sabías? Es tan habitual ver grandes secciones de alimentación en conserva en los estantes de tus supermercados Gadis, que mucha gente cree que es lo habitual. Pero si algún viajero habitual o alguna persona que haya vivido fuera está leyendo este artículo, sabrá que es algo sorprendente.

Hay muchos países, aquí mismo en Europa, donde es imposible (o casi) encontrar este producto. Pero España es uno de los mayores fabricantes y consumidores de mejillones en lata. El motivo, ¡que están buenísimos!

¿Están cocidos los mejillones en lata?

Sí, los mejillones en lata vienen ya preparados para su consumo directo, porque han sido cocinados previamente. Generalmente, estos se cuecen al vapor, del mismo modo que podrías hacer en tu casa. También vienen totalmente limpios.

Es la idea y las características por las que la comida en conserva es tan popular en España. Porque ofrecen una alternativa rápida y deliciosa para diseñar platos y recetas sin mucho trabajo, o incluso para que sean la propia comida cuando no hay mucho tiempo para cocinar o simplemente porque los mejillones en lata están buenísimos.

mejillones en lata

¿Cómo se preparan los mejillones en lata?

Hay procesos que son comunes a casi todas las plantas de elaboración de mejillones en lata y luego pasos que pueden cambiar dependiendo del fabricante. El primer paso siempre es el desconchado, que suele hacerse en máquinas especialmente diseñadas para ello. Estas raspan bien el producto para limpiarlo y lo separan de la concha. En ocasiones, esta misma máquina se encarga del cocinado al vapor y, en ocasiones, es otro paso del proceso.

A continuación, se prepararía la salsa que acompaña a los mejillones en lata, al natural, escabeche, etc. El escabeche, por ejemplo, es una mezcla de pimentón rojo, aceite, vinagre y agua. Dependiendo de la receta, también es posible que se frían los mejillones durante un par de minutos.

Los últimos pasos son el empaquetado y el esterilizado. Esto también se hace a través de máquinas que garantizan un acabado perfecto, seguro y delicioso. De ahí, las latas viajan directamente a los estantes de Gadis y de estos a tu mesa.

Deja un comentario