Halloween sostenible y saludable

Poco a poco, Halloween se ha ido afianzando en las celebraciones de nuestro calendario y lo tenemos a la vuelta de la esquina. ¿Vas a celebrarlo? Este año queremos animarte a que intentes hacerlo de manera saludable y sostenible. Se trata de una noche en la que el consumo de azúcar se dispara y se generan muchos residuos con los disfraces, el envoltorio individual de los dulces, los aerosoles, la decoración desechable de plástico, etc. Por eso, desde Gadis queremos presentarte algunas sugerencias para que consigas reducir el impacto ambiental de la fiesta sin renunciar a la diversión.

¿Qué puedes hacer para celebrar un Halloween sostenible?

Un Halloween sostenible requiere que tengas en cuenta todos los aspectos en los que puedes reducir el impacto medioambiental:

  • Disfraces. Conserva los disfraces para poder reutilizarlos o intercambiarlos con amigos o familiares. Cuando se terminen las alternativas, puedes alquilar uno o prueba a reciclar los materiales que ya has utilizado en años anteriores para darles un toque distinto. Da rienda suelta a tu imaginación para crear nuevas propuestas a partir de lo que tienes en casa. Los disfraces suelen fabricarse con materiales plásticos o derivados del petróleo, que son altamente contaminantes. Por eso, comprar uno cada año no es una buena opción.
  • Maquillaje. Procura utilizar productos naturales, que no contengan sustancias tóxicas, y evita los aerosoles.
  • Decoración. Es recomendable reutilizar el material del que dispongas. Pon en marcha tu creatividad y dale una nueva vida a esa caja de cartón que tienes en el trastero, a una escoba o a unos botes de cristal. Hay muchas ideas y tutoriales en internet que te pueden ayudar. Aprovecha otros recursos para crear un ambiente aterrador. Por ejemplo, apaga las luces y sitúa unas velas de manera estratégica. Eso sí, si tienes que comprar las velas, procura evitar la parafina y elige unas fabricadas con cera de abeja o cera vegetal. ¡No renuncies a usar una calabaza natural! Podrás preparar una deliciosa receta y aprovechar la cáscara para la decoración. Es algo en lo que pueden ayudar los más pequeños. ¿Por qué no plantear esta semana una serie de manualidades que te solucionen la papeleta?
  • Truco o trato. Si vas a ir de puerta en puerta pidiendo caramelos, usa bolsas reutilizables. ¿No tienes ninguna? ¡No te preocupes! Puedes improvisar alguna con una sábana vieja o una camiseta y decorarla a tu gusto. Somos conscientes de que es complicado evitar los dulces con envoltorio individual, pero puedes ofrecer frutos secos o algún dulce preparado en casa. En este post te ofreceremos algunas ideas para conseguir que sean incluso más apetecibles que las golosinas.
  • ¿Organizas una fiesta en tu casa? Sabemos que Halloween es una fiesta que se presta a preparar una invitación “terrorífica”. No tienes que renunciar a hacerlo, pero recurre a las nuevas tecnologías para enviarla y, por favor, no la imprimas. Para la celebración, evita el material desechable, apuesta por el consumo de productos locales y de temporada, y trata de ajustar las raciones para evitar desperdiciar comida.

Un buen final de fiesta: el reciclaje. Conserva todos aquellos elementos decorativos que puedas reutilizar y asegúrate de realizar la separación de residuos para reciclarlos de manera adecuada.

¿Es posible un Halloween saludable?

Probablemente, Halloween es una de las fiestas en las que el consumo de azúcares alcanza sus picos más altos. Te animamos a que trates de sustituir los caramelos y las chuches por algo más saludable como pueden ser los frutos secos, la fruta o algún dulce casero. Es necesario que resulte atractivo y divertido para llamar la atención de tus hijas e hijos. ¿Cómo conseguirlo? Con la presentación. Aquí te dejamos alguna idea para que tomes nota. Todas las opciones permiten que los niños puedan llevarse la comida y no tengan que esperar a terminarla para irse.

Fruta “monstruosa”. Puedes usar la fruta que más les guste a los pequeños y darle una forma atractiva. Por ejemplo, se pueden hacer fantasmas con plátanos, dentaduras con manzanas y piñones, falsas calabazas con mandarinas o imitar con la cáscara de la naranja una típica calabaza de Halloween. Si no quieres complicarte, puedes poner simplemente ojos a la fruta.

  • Verduras “terroríficas”. Quizá ni te has planteado la posibilidad de utilizar verduras para tu mesa de Halloween, pero puedes cortarlas en forma de fantasma, de momia, de calabaza o de gorro de bruja y triunfar. Opta por aquellas que tengan un toque dulce como la remolacha, la patata, la zanahoria o la calabaza y mételas al horno. ¡Sencillo y muy saludable!
  • Paninis momia. Una rebanada de pan con tomate natural, un par de trozos de aceituna a modo de ojos y el queso esparcido en forma de venda. Un toque de horno y tendrás una propuesta perfecta para los más pequeños.
  • Sandwich tumba. Prepara sandwich con los ingredientes que más les gusten, córtalos en forma de ataúd y añade la inscripción RIP con alguna salsa u otra alternativa. El efecto será monstruoso.
  • Si tienes una especialidad de bizcocho o galletas, por ejemplo, no renuncies a utilizarla. Solo tendrás que buscar una manera “terrorífica” para presentarla.

En cualquier caso, ¡no te agobies si no consigues una celebración 100% saludable! Es normal que los caramelos se cuelen en la fiesta. Lo realmente importante es que los niños y niñas y tú seáis conscientes de la importancia de unos hábitos saludables con una dieta variada y equilibrada, realizando actividad física todo el año. Eso conseguirá que no abusen del azúcar también en esta fiesta.

Como ves, puedes disfrutar de un Halloween saludable y sostenible sin mucho esfuerzo. Planifica un poco la celebración y seguro que encontrarás infinidad de alternativas para reducir su impacto ambiental y los estragos en la dieta. ¿Te animas a ponerlos en práctica? ¡Pásate por Gadis y encontrarás inspiración para un menú de miedo!

Deja un comentario