Aire limpio. Planeta sano

Aire limpio. Planeta sano

Miramos a nuestro alrededor. Alzamos la vista. Disfrutamos de un día soleado, tiritamos si estamos inmersos en la niebla, nos quejamos (a veces) de la lluvia… pero no somos realmente conscientes de lo que nos sucede cada vez que respiramos. Porque un cielo soleado y luminoso no es sinónimo de un cielo limpio.

Partículas en suspensión, dióxido de nitrógeno, ozono troposférico… son algunos de los causantes de la contaminación atmosférica, que puede llegar a dañar la salud (especialmente de los más pequeños). Por eso, es muy importante que se tome conciencia de esta problemática ambiental. Los currículos de primaria de Galicia Castilla y León introducen desde los primeros cursos el estudio del aire, así que es un buen momento para trabajar estos temas con las alumnas y alumnos.

Si eres docente en estas etapas, tienes hijos/as en estas edades o, simplemente, eres una persona preocupada por estos temas, este artículo es para ti.

¿Qué es la contaminación atmosférica?

No todos los componentes que existen en el aire son contaminantes atmosféricos. Una buena definición de contaminación atmosférica es aquella que nos dice que se produce cuando existe presencia de ciertos contaminantes en cantidades que afecten negativamente la salud de las personas, el medio ambiente y el patrimonio cultural.

Legalmente, solamente se consideran las fuentes antropogénicas (causadas por el hombre) como las responsables de la contaminación atmosférica. Pero no siempre es así. Existen otras circunstancias posibles; por ejemplo, las emisiones derivadas de la emisión de un volcán, los incendios forestales, tormentas de arena…

Existen varios tipos de contaminantes, pero los más importantes, en relación con la salud, son el ozono troposférico y las partículas en suspensión. Una exposición prolongada a ellos puede provocar desde leves efectos en el sistema respiratorio a alergias e, incluso, una mortalidad prematura.

El ozono no se emite directamente, sino que se forma a partir de la reacción de los compuestos orgánicos volátiles (COV) y los óxidos de nitrógeno (NOx) en presencia de luz solar. Las partículas pueden emitirse directamente a la atmósfera (las llamadas partículas primarias, por ejemplo, en los tubos de escape de los vehículos). También pueden formarse en ella como “partículas secundarias” a partir de gases como el dióxido de azufre (SO2), los óxidos de nitrógeno (NOx) y el amoniaco (NH3).

 

La infancia y la calidad del aire

UNICEF, en su informe Limpiar el aire para los niños, afirma que “hoy en día unos 300 millones de niños viven en zonas en las que la contaminación atmosférica es por lo menos seis veces superior a lo estipulado en las directrices internacionales”. En total, alrededor de 2.000 millones de niños residen en zonas que superan el límite anual de la Organización Mundial de la Salud”.

Y es que la contaminación atmosférica afecta especialmente a las niñas y niños; principalmente, debido a su fisiología, al modo al que se exponen a dicha contaminación y al grado en el que lo hacen. Y es que, con un sistema inmunitario en desarrollo y unos pulmones que todavía están creciendo, las y los menores pueden sufrir repercusiones sobre su salud que les afecten a lo largo de toda su vida.

Por eso reducir la contaminación atmosférica es una de las medidas más importantes que podemos hacer por la infancia. Los beneficios de reducir la contaminación atmosférica van mucho más allá de la salud infantil, ya que también pueden ayudar a desarrollar las economías y luchar contra el cambio climático.

Contaminación atmosférica en clase

PRIMERO Y SEGUNDO DE PRIMARIA

Para los más pequeños de primaria es muy sencillo asimilar los conceptos de contaminación y de suciedad. Por ejemplo, saben identificar que, si hay basura en el suelo, hay contaminación en el entorno natural. Con esta premisa proponemos desarrollar en el aula una actividad muy sencilla pero muy ilustrativa. La titularemos: ¡Qué horror de contaminación! y está basada en una propuesta de la Asociación Mundial de Educadores Infantiles.

Materiales

• Cartulina blanca tamaño A4.

• Rotulador y tijeras.

• Tapones de botellas.

Realización: proponemos que cada niño y niña dibuje un personaje en la cartulina blanca. Puede ser otro niño/a, un animal… ¡qué vuele la imaginación! A cada personaje le dibujarán los pulmones y el corazón. Cuando estén acabados ponemos encima de los órganos internos tapones de botellas y sacamos las cartulinas al exterior. Debemos dejarlas 3-4 días en un espacio resguardado del viento, lluvia, sol… El profesor/a lleva al alumnado a recoger el experimento. Al volver al aula, cada niño/a se sienta en su silla, pone la cartulina encima de la mesa y le retira el tapón. Lo que sucederá es que la cartulina estará sucia y la parte protegida por el tapón, limpia. A partir de ahí, hacer la reflexión conjunta sobre las causas de lo sucedido.

TERCERO Y CUARTO DE PRIMARIA

Para niñas y niños de 8 y 9 años, os traemos AQI, un juego desarrollado por la EPA. Agencia de Protección Ambiental de las Estados Unidos. Para ello solamente necesitaremos que llevéis al alumnado al aula de informática y tener la precaución de tener instalado el plug-in Flash.

AQI es un recurso educativo protagonizado por divertidos camaleones, que trata sobre la calidad del aire. El AQI utiliza una combinación de colores y números para hablar de la situación del aire. La representación de la calidad del aire a través de colores resulta muy gráfica y permite a los niños y niñas realizar fáciles asociaciones con la salud. A través de esta combinación de colores y números el niño conoce:

• La diferencia entre aire limpio y aire sucio.

• Qué son los contaminantes y cómo afectan a la salud.

• Qué pueden hacer los niños, como grupo sensible a la contaminación.

Esta página web ofrece también un diccionario sobre el aire y la contaminación, y los siguientes juegos:

• El Espectáculo de Juego AQI. Juego de preguntas de respuesta múltiple sobre el Índice de la Calidad del Aire (AQI), la contaminación del aire y la salud.

• Juego de Colores de AQI. Con tres niveles de dificultad a elegir por el jugador, trata sobre la salud y la contaminación asociando diversas situaciones ambientales a diferentes colores.

QUINTO Y SEXTO DE PRIMARIA

Los mayores de primaria tienen ya más capacidad para desarrollar “proyectos de investigación”. Os proponemos una actividad para que los estudiantes identifiquen cómo pueden mejorar la calidad de aire en sus casas y la comunidad.

Primera parte: ¿Cómo mejorar la calidad del aire en los hogares? Solamente necesitan papel y lápiz.

1. Indicamos a los niños y niñas que realicen un inventario en sus casas y hagan una lista de cosas que pueden hacer para mejorar la calidad del aire (por ejemplo, emplear productos de limpieza naturales o sin ser aerosoles).

2. Planificar una hora de clase en donde los alumnos pongan en común sus resultados y debatan entre todos qué acciones pueden desarrollar en sus casas, con la participación de sus familias.

Segunda parte: ¿Cómo podemos mejorar la calidad del aire en nuestras localidades? Aquí la idea es que podáis desarrollar un juego de rol en el aula. En él divides al alumnado en grupos de 3-4 personas. A cada una le asignas la tarea de investigar cómo se puede mejorar la calidad del aire en determinados enclaves estratégicos de la localidad. Así, tendremos al grupo que averigüe qué se puede hacer en el propio colegio, qué puede hacer el ayuntamiento en tema de movilidad urbana y tráfico rodado… etc.

Posteriormente, os animamos a que hagáis unos paneles explicativos que se puedan colgar en los muros del colegio para que el resto de las niñas y niños puedan familiarizarse también con este tema. ¿Os han gustado estas ideas? Esperamos que sí. Que las pongáis en práctica y nos comentéis en las redes sociales de Gadis qué tal os han resultado. ¡Hasta la semana que viene!

Referencias

• Asociación Mundial de Educadores Infantiles. Programa “El club de los niños cuidadores del planeta Tierra”.

• UNICEF (2016), Clear the air from children. Informe completo en inglésSumario ejecutivo en Español.

Deja un comentario