En verano, ¡siempre hidratados!

Ha llegado el deseado verano, la estación del calor por excelencia. En verano una de las claves para soportar el calor es mantenerse hidratado. Beber mucha agua es fundamental para estar sanos. Hoy os traemos consejos para que no se nos olvide beber mucha agua este verano.

La importancia de la hidratación

El verano ya está aquí y con él llegan las altas temperaturas, los días largos y las intensas jornadas de vacaciones. En esta época del año nuestra actividad diaria se intensifica y desconectamos de la rutina del invierno. Este hecho nos hace cambiar nuestros hábitos saludables: los horarios de las comidas dejan de ser regulados, dormimos menos y nos olvidamos de mantenernos hidratados. Esto es un error, dentro del placentero caos que es el verano, debemos conservar hábitos responsables para nuestro cuerpo, sin lugar a duda, mantenernos hidratados nos ayudará a sentirnos más frescos.
La hidratación es una de las claves de la alimentación saludable y el agua es la mejor bebida. A lo largo del día debemos beber una buena cantidad de agua, aunque esta dependerá de muchos factores como: la edad, la actividad física o el lugar donde vivas. En cualquier caso, se recomienda beber un mínimo de 1,5 litros al día. Hidratarse es tan importante que la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) ha incluido en la base de la Pirámide de los Alimentos una serie de hábitos saludables, entre los que se incluye beber entre 4 y 6 vasos de agua al día.

Fuente: Pirámide ALIMENTES. Gadis

La Pirámide de la Hidratación Saludable

Hidratarse es fundamental para la vida humana. El cuerpo humano está formado entre el 65-75% de agua, mucha de esta agua se pierde a lo largo del día, a través de la sudoración o la micción. Por ello, es de vital importancia hidratarnos abundantemente, de forma constante y no de cualquier manera. Hidratarse correctamente es tan importante que la SENC desarrolló la Pirámide de la Hidratación Saludable.

Fuente: SENC

Según las indicaciones de la Pirámide de la Hidratación Saludable la base, es decir aquellas aguas que debemos consumir en mayor medida, está representada por aguas minerales o de grifo con un bajo contenido salino. El segundo escalón corresponde a aquellas aguas con más contenido salino o bebidas refrescantes sin azúcar (café, té o infusiones). El siguiente escalafón representa aquellas bebidas con cierto contenido calórico como los zumos de fruta naturales o de verduras. De estos tres apartados se recomienda un consumo diario total de 10 vasos, primando aquellas bebidas de la base de la pirámide. En último lugar, y como consumo ocasional semanal, se encuentran las bebidas refrescantes carbonatadas o endulzadas.

Ahora que conoces la Pirámide de la Hidratación Saludable puedes elegir qué beber y en qué cantidad este verano, primando el agua frente a otros líquidos. Mantenerse hidratado todo el año es fundamental, pero más si hace calor o si nuestra actividad física es intensa.

Consejos de la Hidratación Saludable para el verano

A continuación, te facilitamos una serie de recomendaciones, siguiéndolas conseguirás mantenerte correctamente hidratado este verano. ¡Vamos allá!

1. Beber líquidos en cada comida que realices y también entre las mismas. No olvides beber entre horas, ¡es fundamental para mantenerse hidratado! Y no esperes a tener sed para beber.
2. Prima la elección de agua frente a otro tipo de bebidas.
3. Una increíble fuente de hidratación son las frutas y las verduras. ¡Recuerda comerlas este verano! Además, son perfectas si eres de los que comes en el trabajo.
4. Un truco fantástico para tener siempre agua disponible es habituarse a usar botellas reutilizables. ¡Las hay de todos los tamaños!
5. Beber agua a temperatura ambiente. En verano, para calmar la sed tendemos a beber bebidas muy frías, pero se suele beber menos cantidad. Con lo cual, las bebidas del tiempo o un poco frías.
6. ¡Ojo con los niños y los ancianos! Debemos recordarles que beban a lo largo del día para no deshidratarse.
7. Si practicas deporte o actividad física intensa, recuerda beber antes, durante y después del ejercicio.

Hidratarse en vacaciones

El verano es la estación del año en la que se disfruta del mayor porcentaje de días de vacaciones. Se suelen aprovechar los meses de verano para realizar viajes, bien sea a la playa o montaña, o a diferentes ciudades, con planes más culturales. En cualquiera de estos planes debemos recordar beber abundante agua para no deshidratarnos.
Es posible que en las largas jornadas de playa no bebamos suficientes líquidos, ya que cuando sentimos calor nos refrescamos o bañamos en el mar. Una buena medida es llevar una botella de cristal o un termo de amplia capacidad a la playa, así podremos medir qué cantidad de agua bebemos en el tiempo que estamos en la arena.
Si sois de los que les gusta pasear por ciudades, visitar museos o descubrir pueblecitos con encanto, no estáis exentos de quedaros deshidratados. En estos viajes se suele madrugar mucho para poder visitar todo aquello que hay en la agenda. Recordad hacer paradas e hidrataros. ¡Seguro que encontráis terrazas fantásticas!

Os deseamos un verano saludable y lleno de hidratación 😉

Deja un comentario