“No dejar a nadie atrás”, lema del Día Mundial del Agua 2019

Naciones Unidas fija en el 22 de marzo el Día Mundial del Agua. En este 2019, las actividades se enmarcan en la campaña “No dejar a nadie atrás” una adaptación de la motivación central de la Agenda 2030 de la ONU: todo el mundo debe beneficiarse del progreso para lograr un desarrollo sostenible.

Y es que el agua favorece el bienestar de la población y el crecimiento inclusivo, y tiene un impacto positivo en la vida de miles de millones de personas, al incidir en cuestiones que afectan a la seguridad alimentaria y energética, a la salud humana y al medio ambiente. Por todo esto, y más razones que leeremos en este artículo, desde Gadis nos sumamos a la comunidad internacional para celebrar esta fecha.

El derecho al agua

En 2010, las Naciones Unidas reconocieron que “el derecho al agua potable y el saneamiento es un derecho humano esencial para el pleno disfrute de la vida y de todas las personas”. Por derecho humano al agua se entiende el derecho de toda persona, sin discriminación, a disponer de agua suficiente, segura, aceptable, accesible y asequible para uso personal y doméstico, y comprende el agua para el consumo, el saneamiento, la colada, la preparación de alimentos y la higiene personal y doméstica.

Este derecho se ve plasmado en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en concreto en el ODS 6: Agua limpia y saneamiento. Y es que 3 de cada 10 personas carecen de acceso a servicios de agua potable seguros y 6 de cada 10 carecen de acceso a instalaciones de saneamiento gestionadas de forma segura. Esta realidad nos parece muy lejana, tenemos la suerte de vivir en el norte de España en donde todavía no tenemos escasez de este bien. Pero no todas las personas en nuestro país pueden decir lo mismo. Y mucho menos en otras regiones del planeta.

Datos destacados sobre el agua

Según datos oficiales de la división de la ONU para el Agua (UN-Water):

• Unos 2,1 millones de personas viven sin agua potable en sus hogares.

• Una de cada cuatro escuelas primarias en todo el mundo carece de abastecimiento de agua potable, y los alumnos consumen agua de fuentes no protegidas o pasan sed.

• Más de 700 niños menores de cinco años mueren todos los días de diarrea, a causa del agua insalubre o un saneamiento deficiente.

• El 80 por ciento de las personas del mundo que tienen que usar fuentes de agua no seguras o no protegidas vive en las zonas rurales.

• En ocho de cada diez hogares de los que carecen de agua, las mujeres y niñas son las encargadas de recoger el agua.

• Más de 800 mujeres mueren todos los días debido a complicaciones en el embarazo o en el parto.

• 68,5 millones de personas que se han visto obligadas a huir de sus hogares tienen problemas para acceder al abastecimiento de agua potable.

• Aproximadamente 159 millones de personas recogen el agua potable de fuentes de agua superficial, como los estanques y arroyos.

• Unos 4.000 millones de personas —casi dos tercios de la población mundial— padecen escasez grave de agua durante al menos un mes al año.

• 700 millones de personas en el mundo podrían verse forzadas a desplazarse debido a la escasez de agua de aquí a 2030.

• Los más ricos suelen recibir servicios de agua, saneamiento e higiene de calidad a un coste bajo o muy bajo, mientras que los más pobres pagan un precio mucho más alto por un servicio de igual o menor calidad.

¿Qué puedo hacer para contribuir a una buena gestión del agua?

EN LOS HOGARES

En las casas podemos desarrollar un montón de acciones para una buena gestión del agua. Tenemos tres niveles de actuación: planificación, adaptación y acción.

Planificación: hacen referencia a cuestiones que podemos tener en cuenta en el momento de la construcción o reforma de nuestra casa o de alguna de sus dependencias, tanto a la hora de posibilitar un mejor aprovechamiento del agua captada, como una reutilización de las aguas residuales. Verás como muchas de ellas no son tan caras como creemos.

• En tejados y terrazas, prevé la captación de aguas pluviales mediante depósitos conectados a desagües.

• Son muy recomendables los grifos “monomando”, que están diseñados para evitar el goteo, y posibilitan no volver a regular la temperatura del agua cada vez que necesitemos agua caliente.

• En el inodoro, elige cisternas con posibilidad de doble descarga, o con mecanismos de interrupción de esta.

• En baños y zonas de lavadoras, instala un circuito de aguas grises, para el aprovechamiento de las aguas para rellenar inodoros, regar jardines o fregar suelos.

• Adquiere lavaplatos y lavadoras de alta eficiencia energética que dispongan de opciones de adaptación a la carga y niveles de suciedad.

• En jardines, terrazas y balcones, elige ejemplares vegetales poco exigentes en cuanto al riego.

Adaptación: pon en marcha métodos de sencilla aplicación en grifos y tomas de agua ya existentes. ¡Verás qué fácil te resulta!

• Pon a punto los grifos y las cisternas de agua para evitar pérdidas.

• En los grifos, acopla dispositivos economizadores perlizadores y en la ducha instala mecanismos rociadores.

• En la cisterna del inodoro, coloca una botella llena de agua o arena, a modo de economizador de agua.

• No utilices el inodoro como basurero. Mejor ubica una papelera en tu cuarto de baño.

• En jardines, terrazas y balcones, instala sistemas de riego por goteo o sudoración, y detectores de humedad.

• Aplica métodos adecuados de depuración en tu piscina. El agua puede durar sin renovarla mucho más de lo que imaginas.

Acción: pequeñas modificaciones en tus hábitos de consumo de agua diarios harán que ahorres agua, ¡sin casi darte cuenta!

• En la cocina, llena la pila para fregar los platos. Utiliza la lavadora y el lavavajillas sólo cuando estén llenos.

• En el cuarto de baño, no dejes correr el agua cuando te laves los dientes, te afeites o te duches.

• Utiliza la ducha en lugar del baño.

• Procura lavar la fruta y verdura en un cuenco; con menor cantidad de agua conseguirás un mejor resultado.

• No laves el coche más de lo necesario. Cuando lo hagas, decántate por los sistemas de lavado automático o manual mediante el cubo y esponja, en detrimento de la manguera.

• Para limpiar terrazas y lugares descubiertos, utiliza la escoba y el recogedor, nunca la manguera.• Programa el riego de tus plantas al anochecer.

• No contribuyas a la contaminación del agua y a dificultar su depuración tirando aceite de cocina al fregadero, o abusando de productos químicos en la limpieza de desagües.

EN LAS ESCUELAS

Las escuelas, al igual que en las casas, normalmente hay un mayor gasto de agua del realmente necesario. La principal diferencia radica en que normalmente no es tan fácil intervenir a nivel de infraestructuras. Por eso, en estos casos, se debe reforzar la concienciación, sensibilización y educación en buenas prácticas del uso del agua. Esto además complementa a la perfección con las tareas de profesoras y profesores asociadas a la introducción a los niños en el conocimiento del ciclo del agua, sus estados físicos, sus propiedades químicas…

Algunas ideas se pueden consultar en:

El apartado de Recursos Educativos del Centro de Documentación del Agua y el Medio Ambiente del Ayuntamiento de Zaragoza.

La plataforma educativa Gotas de solidaridad.

El proyecto educativo de Aqualia.

Pon en práctica alguno de estos consejos y celebra con nosotros este 22 de marzo de 2019, el #DiaMundialDelAgua #Water4All.

Bibliografía

• Ayuntamiento de Ciudad Real, Guía de buenas prácticas ambientales.

• Catálogo de buenas prácticas en gestión del agua de la ONU.

• Ecología y Desarrollo, Catálogo de buenas prácticas. Recopilación, análisis y evaluación de experiencias en uso eficiente de agua en municipios del ámbito nacional e internacional.

Deja un comentario