Agricultura ecológica

Durante las últimas semanas, te venimos hablando de varias propuestas saludables y sostenibles que podrás encontrar en nuestros supermercados para incluir en tu compra y contribuir, así, a mitigar tu huella sobre el entorno. En el ámbito de la alimentación, hay mucho margen para reducir el impacto ambiental. Simplemente, con la adquisición de ciertos hábitos, puedes luchar contra el calentamiento global, tratando de disminuir el desperdicio alimentario y prestando atención a los sistemas de obtención y producción de los alimentos que consumes.
Como sabes, en nuestra pescadería, encontrarás productos que provienen de la acuicultura ecológica y que podrás reconocer gracias a la etiqueta de pesca BIO, RICO, SOSTENIBLE. De igual manera, en la sección de carnicería, contamos con carne de pollo, ternera y cerdo con certificación ecológica que identificarás, entre otros, por el etiquetado en el que aparece el logo europeo (una hoja con estrellas verde). Además, en Gadis, tenemos una amplia oferta de los mejores productos frescos; muchos de ellos provenientes de la agricultura ecológica.
Por eso, hoy vamos a contarte algo más sobre el sistema agrario ecológico que garantiza que la obtención de estos alimentos es absolutamente respetuosa con el medio ambiente y cumple con la normativa establecida al respecto.

¿Qué es la agricultura ecológica?

La agricultura ecológica es un sistema de cultivo basado en la utilización óptima de los recursos naturales, cuyo objeto es la obtención de alimentos de máxima calidad, respetando el medio ambiente y conservando la fertilidad de la tierra sin recurrir a productos químicos de síntesis u organismos genéticamente modificados. Es decir, emplea métodos de cultivo biológicos y mecánicos buscando la sostenibilidad y el equilibrio.

Los objetivos principales de la agricultura ecológica son:

  • Trabajar con los ecosistemas de forma integrada.
  • Mantener y mejorar la fertilidad del suelo.
  • Producir alimentos libres de sustancias químicas.
  • Usar recursos renovables y locales.
  • Mantener la biodiversidad del sistema y del entorno.
  • Evitar la contaminación.
  • Lograr que los agricultores realicen su trabajo de forma saludable.

Este tipo de producción agrícola está regulada por una normativa europea que contempla la inspección, la certificación y el etiquetado (en el que aparecerá el logo europeo) para garantizar el respeto por la biodiversidad y la preservación de los recursos naturales.

¿En qué se basa la agricultura ecológica?

La agricultura ecológica trabaja en torno a tres ejes: fomentar la biodiversidad, evitar el uso de sustancias químicas y mantener la fertilidad del suelo. En consecuencia, se trata de potenciar todos esos aspectos a través de la forma de trabajar la tierra:

  • Se busca la combinación de diferentes cultivos y variedades de plantas, evitando el monocultivo que suele usarse en la agricultura industrial. Esa diversidad incrementa la resistencia de las plantas al cambio climático y el equilibrio de la explotación agrícola.
  • El control de plagas se realiza de forma natural, buscando opciones en el propio entorno como, por ejemplo, insectos o pájaros que se alimentan de estas plagas o introduciendo plantas que las repelen o atraen a insectos beneficiosos.
  • Solo se utilizan abonos naturales, que pueden lograrse con el cultivo de leguminosas, la incorporación de estiércol animal o el uso de compost para enriquecer el suelo. Estas opciones evitan el uso de sustancias químicas y reducen los costes de producción. Asimismo, este tipo de abonos enriquece el suelo, le ayuda a retener más el agua y lo protege mejor contra la erosión.
  • Se reduce al mínimo el laboreo de la tierra, ya que se pretende respetar la infinidad de organismos que conforman el suelo, así como sus capas, para mantener su fertilidad.
  • Se apuesta por la rotación de cultivos para evitar el empobrecimiento del suelo y la aparición de plagas.

La agricultura ecológica en España

La superficie dedicada a la producción ecológica en España aumentó casi un 5% en 2019, alcanzando los 2,35 millones de hectáreas. En relación al total de Superficie Agraria Útil, la extensión eco española está rozando el 10%. Estos datos confirman la tendencia de crecimiento sostenido y la consolidación de la producción ecológica en nuestro país, que se sitúa como el primer productor de la Unión Europea por superficie.

Entre los cultivos ecológicos más importantes por superficie inscrita, se encuentran el olivar, los cereales, los frutos secos, la vid, los forrajes cosechados en verde, las legumbres y las hortofrutícolas frescas. Tanto en superficie inscrita como en número de operadores, Andalucía sigue siendo la comunidad autónoma con mayor peso y actividad en la producción ecológica española y también europea, muy por delante del resto de comunidades españolas. Sin embargo, pese al crecimiento sostenido de este tipo de cultivo, el consumo de estos productos en nuestro país es bastante inferior al del resto de países de nuestro entorno.

En Gadis apostamos por la agricultura ecológica y, por eso, en nuestros supermercados encontrarás una amplia variedad de verduras, hortalizas y frutas ecológicas. Están señalizadas en la zona de frutería con espacios propios y etiquetaje específico.

Beneficios de los productos agrícolas ecológicos

Son varios los beneficios de la agricultura ecológica y sus productos. Se podrían destacar los siguientes:
– La agricultura ecológica ofrece alimentos naturales, saludables y con todas sus propiedades nutritivas.
– Los productos agrícolas ecológicos no contienen residuos químicos.
– La agricultura ecológica ofrece una amplia diversidad de productos muy sabrosos.
– Su calidad está certificada y se garantiza el cumplimiento de la normativa europea.
– La producción ecológica se basa en la sostenibilidad y el equilibrio de los recursos.
– Se evita la contaminación y se favorece la biodiversidad.
– La agricultura ecológica contribuye al desarrollo de las zonas rurales.
– La agricultura ecológica ayuda a mitigar los efectos del cambio climático y facilita la adaptación a los efectos del calentamiento global.

En nuestro programa educativo para escolares Alimentes y, en los manuales para docentes del proyecto, hablamos con profundidad de los productos ecológicos, de su importancia para el planeta y para nosotros mismos. Si te ha picado la curiosidad de la agricultura ecológica puedes seguir ampliando el conocimiento en el programa.

Parece que la agricultura ecológica se está abriendo camino en nuestro país. ¿Sueles consumir fruta y verdura ecológica? ¿Te has fijado en los sellos ecológicos al hacer la compra en nuestros supermercados? Si tienes dudas al respecto, en Gadis nos encantará ayudarte a resolverlas.

Deja un comentario