El pescado al horno se cocina con la piel hacia arriba o abajo

Publicado el Categorías Pescaderías en A CoruñaEtiquetas , , ,
dorada al horno trucos
Cocinar el pescado con la piel puede ser complicado, ya que es posible que no sepas si cocinarlo con la piel hacia arriba o hacia abajo. No hay una respuesta única, en realidad. El lado que cocines depende del tipo de pescado y del método de cocción que utilices. Además, también influyen las preferencias propias.

Puedes decidir dejar la piel del pescado por distintas razones. De hecho, algunas especies se ven más elegantes con la piel que sin ella. Por otro lado, cocinar filetes de pescado con la piel también es una forma eficaz de evitar que estos se deshagan. La clave para que estén deliciosos es comprar los de mejor calidad y frescos. Algo que puedes hacer en cualquier supermercado Gadis.

Si vas a girar el pescado en el horno, pon primero hacia arriba la piel


El motivo de esto es que el pescado es delicado y mientras se cocina, solo se debe girar una vez. De lo contrario, es probable que se rompa. Es por ello que debes colocar el lado que vas a mostrar en el plato boca abajo primero.

De este modo, cuando retires el pescado del horno, no tendrás que volver a girarlo. De la misma forma que lo saques, lo puedes colocar en el plato y así el lado de la presentación con mejor pinta estará orientado hacia el comensal.

pescado con piel al horno

Cocina el pescado con la piel hacia arriba para evitar que se empape


En realidad, la mayoría de las personas creen que es mejor cocinar el pescado en el horno con la piel hacia abajo. De esa manera, la parte de la carne recibe más calor directamente. Sin embargo, con tiempos de cocciones largos, como el horno, el pescado va a hacerse bien incluso mirando hacia abajo.

Entonces, ¿por qué cocinar el pescado con la piel hacia arriba? Pues porque mientras el pescado está en el horno, va soltando jugos por el tipo de cocción. Si la piel mira hacia abajo, queda empapada y el resultado no es atractivo visualmente. Así que es mejor evitarlo, sobre todo si las personas que van a disfrutar del menú comen normalmente la piel (empapada tiene una textura poco apetecible).