Gestión de residuos tras un cumpleaños

Las celebraciones de cumpleaños suelen generar una cantidad importante de residuos, sobre todo si se trata de fiestas infantiles. Entre platos, vasos, comida, bebida, piñatas y juegos, se acumulan distintos tipos de materiales para desechar (plástico, vidrio, papel, materia orgánica, etc.) que conviene gestionar de manera adecuada para mitigar su efecto en el entorno. Desde Gadis, queremos ayudarte a que tus celebraciones sean respetuosas con el medio ambiente y, cómo no, también sostenibles. Por eso, queremos compartir contigo algunos consejos para reducir el impacto ambiental de tus fiestas de cumpleaños.

Las claves de un cumpleaños sostenible

La situación actual ha obligado a reducir el tamaño de las reuniones y, en cierta forma, también las ha convertido en eventos más “conscientes”, pero eso no ha eliminado el riesgo ambiental. Para garantizar la sostenibilidad de cualquier celebración de cumpleaños, es importante prestar atención, entre otros aspectos, a los residuos que se van a generar. Estas son las claves que te ayudarán a gestionarlos de una manera más adecuada:
– Trata de reducir el consumo de materiales que utilices para la celebración y, siempre que sea posible, usa material reciclado. Así, necesitarás menos materias primas y lograrás un ahorro de energía en el tratamiento del residuo generado. Intenta ajustar la cantidad de comida al número de asistentes previsto, opta por servirla en grandes bandejas o sobre soportes comestibles, recurre a menaje de material biodegradable y compra a granel para eliminar envases.
Reutiliza todo aquello que sea susceptible de tener una segunda vida. Pon en marcha tu ingenio y verás que podrás prolongar el uso de muchos de los materiales que se utilizan para la fiesta. No siempre tendrán la misma utilidad, pero seguro que encontrarás otra funcionalidad que te ayude a aprovechar gran parte de esos elementos. Puedes buscar la manera de personalizar algunos de los objetos para que se adapten a distintos cumpleañeros y cumpleañeras y evitar, así, que parezcan siempre los mismos. Puedes transformar las funciones de los objetos como, por ejemplo, convertir un vaso de cartón que ya no se sabe de quién es en una mini papelera para la mesa. Puedes prescindir de elementos desechables siempre que la situación lo permita: utilizar tu propio menaje o alquilarlo para la celebración. Seguro que ya se te están ocurriendo un montón de ideas, ¿verdad?


Separa y recicla los residuos de manera eficiente. Es algo que has de tener en cuenta a la hora de planificar la celebración para facilitar al máximo la tarea. ¿A quién no le ha ocurrido alguna vez que, por falta de previsión, se han ido acumulando residuos sobre las mesas y luego ya resulta imposible cerciorarse de que se está realizando una separación correcta? Busca la manera de simplificar el uso de papeleras o bolsas, colocándolas a la vista de todos los asistentes e indicando con claridad el tipo de residuos que se desecha en cada una. Verás que, al finalizar la fiesta, de lo único que tendrás que preocuparte es de depositar las bolsas en el contenedor adecuado 😉.

Gestión de residuos tras un cumpleaños

Una vez finalizado el cumpleaños, la manera más eficaz de garantizar una gestión adecuada de los residuos es separarlos en dos grupos: aquellos que se pueden reutilizar y los que se van a desechar. En el primer caso, lo ideal es tener previsto con antelación todo aquello que se va a guardar para otras ocasiones (adornos, menaje, manteles, carteles, etc.). Si hay elementos que no quieres almacenar, pero que podrían reutilizarse para otro evento, puedes ofrecerlos a familia, amigos o algún colectivo que quizá le encuentren alguna utilidad. Asimismo, si no has calculado bien las raciones, una opción para evitar el desperdicio alimentario es tener el contacto de alguna entidad a la que donar la comida que no se ha consumido.

En lo que respecta a los residuos que se van a desechar, sería conveniente garantizar la gestión adecuada siguiendo estos pasos:
– Cerciorarse de que la separación de los residuos se ha realizado de manera correcta antes de depositarlos en los contenedores correspondientes. Simplemente, se trata de que, por ejemplo, no se cuele un envase de ligero en la bolsa para el contenedor de papel o desechos orgánicos en la de los envases ligeros. Haz una revisión antes de iniciar los viajes a los contenedores (seguro que serán varios).
– Si hay una cantidad de residuos importante, quizá sea más eficaz juntar los residuos por grupos para asegurarse de que se depositan en el contenedor adecuado (orgánico, papel, vidrio, envases ligeros y resto).
– Si conoces alguna explotación agrícola o tienes fichada la planta de reciclaje, compostaje y transferencia de residuos sólidos de tu zona, tal vez quieras acercarles los residuos orgánicos y los materiales biodegradables para que se reutilicen para hacer compost. La nueva Ley de Residuos y Suelos Contaminantes trata de fomentar al máximo la reutilización de los desechos y la reutilización de la materia orgánica como abono.
– Si hay algún residuo que no puede depositarse en ninguno de los contenedores “tradicionales”, tendrás que hacer un viaje al punto limpio.
– Si la celebración ha tenido lugar al aire libre, asegúrate de que la zona esté limpia y de que no quede ningún residuo despistado.

Imaginación al poder

Con todo lo que hemos comentado hasta el momento seguro que se te ocurren un montón de nuevas ideas para organizar tu cumpleaños. Aquí te dejamos algunas más, aunque si te pasas por Pinterest tendrás un montón de inspiración… Cambia los globos por pompones de papel (¡son muy fáciles de hacer!), practica el furoshiki (maravillosa técnica japonesa para envolver los regalos en tela), haz una video invitación para enviar por Whatsapp a tus invitados e invitadas, transforma una bolsa de papel en una increíble piñata…

¿Qué te han parecido estos consejos? ¿Ya tenías en cuenta la gestión de residuos a la hora de planificar y organizar las fiestas de cumpleaños? ¿Has desatado tu creatividad para hacerlo de una manera divertida y eficaz? ¡Cuéntanos!