Disfraces sostenibles hechos a mano

No hay carnaval que se precie sin un disfraz. Unos más clásicos, otros más innovadores, pero imprescindibles en las celebraciones de estas fechas. Con frecuencia, se recurre a disfraces que se han fabricado con materiales plásticos o derivados del petróleo porque suelen ser los más asequibles y los que se encuentran con más facilidad. Sin embargo, es una opción altamente contaminante y en Gadis creemos que la diversión no tiene que estar reñida con la sostenibilidad. Por eso, vamos a proponerte algunas ideas para que puedas fabricarlos tú. ¡No tendrás que preocuparte por tus habilidades! Son propuestas sencillas que te permitirán reutilizar materiales que tienes en casa y despertar tu lado más eco este carnaval.

Materiales para disfraces sostenibles

Evidentemente, si has conservado los disfraces de años anteriores, será un buen punto de partida. Puedes reutilizarlos o aprovechar alguna pieza para crear uno nuevo. Lo único que necesitas es un poco de imaginación. También es un buen momento para rebuscar en armarios y cajones. Al emprender la búsqueda, no te limites al textil. Todo sirve para un disfraz: envases, cartón, periódicos, tapones, bolsas… Con cualquier cosa, podrás empezar a crear algo sorprendente.

 

 

 

 

 

 

 

Disfraz de OVNI de boredpanda.es y de dinosaurio con cartones de Hello Wonderful

Disfraces para niños y niñas de sus personajes favoritos

Quizá los más pequeños sientan cierto recelo ante esta idea de carnaval eco porque soñaban con un disfraz de alguno de sus personajes favoritos. ¡No tienen que renunciar a ello! Solo hay que buscar la manera de imitar la vestimenta con aquello que hemos encontrado por casa y contagiarles el entusiasmo. ¿Elsa de Frozen? El espíritu libre de Elsa la convierte en un personaje perfecto para disfrazar a nuestros pequeños. Con un vestido azul, o una camiseta y una falda, podéis usar pañuelos, botones o tapones y alguna bolsa para fabricar la capa, el cinturón y los adornos. Una trenza y ¡listo! Se sentirán muy especiales por haber creado su propio disfraz.

¿Le gustan los Minions? Si tienes una sudadera con capucha amarilla o una camiseta y un gorro amarillos, localiza un peto vaquero y unas gafas de natación. El pelo podrás hacerlo con hebras de alambre forrado con lana negra. ¿Lo mejor? Todos podéis convertiros en ayudantes de Gru, ya que es probable que encontréis por casa material para toda la familia. Lo mismo con los pitufos: unos pantalones ajustados blancos (rojo si alguien quiere ser Papá Pitufo), unas zapatillas blancas y un jersey azul. Para hacer el gorro, puedes hacer un cucurucho con cartulina blanca. Un poco de pintura azul para la cara y os habréis convertido en esos pequeños personajes. Sencillo, ¿no te parece? Podrás aplicar la misma idea para multitud de personajes: Mario Bros, Luigi, Mulán, Coco, Mérida de la película Brave …

 

En este caso, lo más importante es activar tu creatividad para poder sacar el máximo partido al material con el que cuentas. No se trata de conseguir una réplica exacta, sino de crear un parecido razonable 😉

Ideas originales para disfraces en familia

¿Buscas un disfraz más original? Aquí tienes ideas sencillas para las que necesitarás alguna prenda de ropa vieja y algunos complementos. Además, estás ideas os permitirán disfrazaros a toda la familia en común:

  • Huevo frito: necesitas una sudadera oversized blanca o crema y algún material para hacer un círculo amarillo. Será tan sencillo como pegar el círculo en el centro de la parte delantera de la sudadera. Es importante que la sudadera quede grande para que la forma se parezca a la del huevo.
  • Caracol: busca una parte de arriba y un pantalón del mismo color en tonos tierra o negro. Con papel de estraza prepara el caparazón. Tendrás que ir enroscando el papel para darle la forma que tiene el caracol. Puedes hacer las antenas del mismo material y pegarlas a una diadema.
  • Frutas variadas: esta idea os permitirá hacer combinaciones divertidas de un montón de frutas. Fresas, piña, aguacate, kiwi… La idea es que uséis una camiseta con mallas o vestidos del color predominante de la fruta. Rojo en el caso de las fresas, amarillo en el de la piña, verde en el aguacate y en el kiwi. Solo necesitaréis personalizarlo con papeles o con otras telas blancas o negras (para simular las pepitas), en el caso del aguacate necesitaréis que el retal sea de color verde más claro en forma de círculo. Además, podréis haceros un gorro en forma de ramas verdes.

Foto de Pinterest.

  • Dispositivo electrónico (móvil, tablet o ipod): con una caja de cartón grande, prepara la forma del dispositivo que elijas y, con papel y pintura, lo personalizas a tu gusto. Puedes añadir unos auriculares que vayan conectados al dispositivo para completar el disfraz. Incluso puedes hacer de localización de Google Maps.
  • Mimo: una camiseta de rayas, un pantalón negro y unos tirantes. Puedes añadir una gorra parisina si la tienes por casa. El maquillaje será lo más importante (cara blanca, cejas negras y labios rojos) para rematar el disfraz.
  • Inspectores Gadget: este disfraz es otra idea fantástica para realizar con toda la familia. Solo necesitaremos una gabardina y tunear un gorro, con unos alambres, papel plateado y guantes. Este disfraz admite muchas variaciones y creatividad: muelles, carnets, luces rojas en lo alto del sombrero…
  • Cactus: necesitarás una sudadera con capucha verde y un pantalón verde. Los pinchos puedes hacerlo con trozos de lana verde claro o crema que irás pegando por las prendas. Puedes jugar con los brazos para dar distintas formas al cactus.

      

La familia Theoverwhelmedmommy.com con sus Cactus DIY.

– ¿Y qué nos decís de las Meninas sostenibles creadas por la escueladeblanca.blogspot.com?

Con estos disfraces sostenibles a partir de la reutilización de materiales que tienes por casa, no solo estarás apostando por una actitud eco, sino que también darás rienda suelta a tu creatividad y disfrutarás de un buen rato en familia mientras los preparas. Todos podréis convertiros en lo que queráis; desde piratas o astronautas hasta animales fantásticos. Vuestra imaginación no tendrá límites y el reciclaje, tampoco.

Deja un comentario