Cinco platos de cuchara de temporada

En estos días en el que los termómetros se han desplomado y el invierno nos muestra su cara más fría, seguro que, al llegar a casa, agradeces un plato de cuchara que entone tu cuerpo y deleite tu paladar. No hay nada como una buena comida casera para reponerse de estas temperaturas, ¿no crees? Es verdad que las recetas más tradicionales de platos de cuchara son bastante contundentes, pero vamos a darte algunas ideas que incluyen también opciones más ligeras para que puedas preparar un menú variado y adaptado a todos los gustos.

Cinco recetas de platos de cuchara de temporada

Los platos de cuchara son perfectos para templar el cuerpo en esta época del año. En Gadis, queremos ayudarte a que tu dieta sea saludable y sostenible y, por eso, te animamos a apostar por el consumo de productos frescos, locales y de temporada. Vamos a proponerte cinco recetas de cuchara con opciones muy variadas para que estos días disfrutes de un menú casero, completo y respetuoso con el entorno.

Crema de castañas y apio

Aunque la temporada de castañas suele terminar en diciembre, su fácil conservación hace que puedas encontrarlas en el mercado hasta finales de invierno. Sus propiedades nutritivas las convierten en un alimento perfecto para los meses de frío y es un producto muy versátil que podrás incluir en distintas recetas. Aquí te proponemos una opción más ligera.

Ingredientes:
– 500 g castañas
– 1 apio
– 1 cebolla
– 1 nabo
– Clavo
– 250 ml nata para cocinar
– Sal
– Pimienta negra
– Perejil fresco picado

Preparación:
– Pela las castañas y cuécelas en agua durante 20 minutos. Una vez cocidas, escúrrelas y resérvalas.
– Limpia y pela el nabo.
– Retira los hilos de la rama y trocea el apio.
– Pela la cebolla y pártela a la mitad. Pon un clavo en cada mitad de la cebolla.
– Introduce en una cazuela la cebolla, el nabo y el apio. Sazona con sal y pimienta, añade 600 ml de agua y lleva a ebullición. Una vez que haya hervido, cuece a fuego lento durante 30 minutos.
– Retira la cebolla y tritura con la batidora el apio, el nabo y las castañas con el caldo y la mitad de la nata.
– Calienta de nuevo la mezcla antes de servir.
– Puedes acompañar la crema con el resto de la nata y un poco de perejil fresco picado. Si prefieres algo más ligero, prescinde de la nata.

Crema de calabacín con cebolla caramelizada y manzana ácida

Esta es una buena receta para una cena sabrosa y ligera. Con estas cantidades, sale bastante crema, así que te servirá para tener reserva en la nevera. Lo más importante en esta crema es caramelizar bien la cebolla en sus propios azúcares.

Ingredientes:
– 750 g calabacín
– 2 cebollas
– 1 manzana tipo Granny
– 2 patatas

Preparación:
– Pica la cebolla en brunoise y deja pochar a fuego muy lento hasta que se caramelice. La cebolla se caramelizará en sus propios azúcares. Puedes consultar algunos trucos para hacerlo aquí.
– Mientras se va caramelizando la cebolla, pela y trocea los calabacines, las patatas y la manzana.
– Cuando la cebolla comience a tostarse, incorpora primero los calabacines y deja que se rehoguen dos o tres minutos.
– Después, añade agua suficiente para cubrir todo e incorpora las patatas troceadas. Cuece todo durante unos 15 minutos, hasta que la patata esté prácticamente hecha. En ese momento, incorpora la manzana y deja cocinar cinco minutos más.
– Retira la olla del fuego y tritura todo hasta obtener una crema fina.
– Puedes servirla acompañada de cebolla crujiente, semillas de sésamo, trocitos de manzana o jengibre.

Alcachofas guisadas con gambas

Estamos en plena temporada de alcachofas, así que es un buen momento para incluirlas en tu menú. Aquí te presentamos un plato ligero y sabroso en el que son las protagonistas.

Ingredientes:
– 8 alcachofas
– 4 cigalas grandes o gambas
– Aceite de oliva virgen extra
– 1 diente de ajo
– Sal

Preparación:
– Limpia las alcachofas, desechando las hojas exteriores y la mitad superior. Cuécelas durante 20 minutos en una cazuela con agua y sal. Escúrrelas y reserva el caldo de cocción.
– Corta las alcachofas cocidas por la mitad: el corazón y la base de la alcachofa por un lado y las hojas por otro.
– En una sartén, saltea las bases y los corazones de las alcachofas en aceite de oliva con un diente de ajo.
– Tritura las hojas con el caldo de la cocción y cuela el puré resultante. Añádelo a la sartén y deja que se cocine durante unos minutos con el salteado.
– Cuece las cigalas o las gambas unos tres minutos y utilízalas como guarnición del guiso. Si quieres, puedes usar más de una por plato o añadir otro marisco.

Puré de lentejas con brandada de bacalao

Esta receta es una forma distinta de combinar el bacalao con legumbres que aporta también nuevas texturas.

Ingredientes:
(Para el puré de lentejas)
– 800 g lentejas cocidas en conserva
– 1 cebolla
– 400 ml de caldo de verduras
– Aceite de oliva
– Sal
– Pimienta negra

(Para la brandada de bacalao)
– 400 g bacalao desalado
– 100 ml aceite de oliva
– 100 ml leche
– 1 patata
– 3 dientes de ajo
– Sal
– Pimienta negra

Preparación:
Comienza preparando la brandada de bacalao
– Lava la patata y cuécela con piel durante 20 minutos. Deja que se enfríe para pelarla y cortarla en dados.
– Calienta en un cazuela con agua el bacalao y retira del fuego al primer hervor. Retírale la piel y las espinas para desmenuzarlo.
– Pela los dientes de ajo y dóralos en una sartén con aceite. Retira los ajos y reserva el aceite.
– Calienta la leche sin que llegue a hervir.
– Tritura con la batidora el bacalao y la patata. Añade poco a poco la leche y el aceite que has reservado. Continúa triturando hasta obtener un puré denso. Rectifica la sal.
A continuación, prepara el puré de lentejas
– Escurre las lentejas y colócalas en un cuenco.
– Pela y pica la mitad de la cebolla. Corta la otra mitad en juliana y resérvala.
– Calienta dos cucharadas de aceite en una cazuela y rehoga la cebolla picada con una pizca de sal y de pimienta.
– Añade las lentejas y el caldo de verduras. Lleva a ebullición y cuece 5 minutos más a fuego lento.
– Tritura con la batidora, reservando algunas lentejas para la decoración.
– Calienta el resto del aceite y fríe la cebolla en juliana.
– Sirve el puré en cuencos, añade una “bola” de brandada de bacalao y decora con las lentejas que has reservado y la juliana de cebolla.

Pote de acelgas con chorizo

Es un guiso sencillo y tradicional perfecto para los días de invierno.

Ingredientes:
– 1 manojo de acelgas
– 1 patata mediana
– Pimentón
– 1 chorizo
– 3 dientes de ajo
– Aceite de oliva virgen extra
– 250 g alubias blancas cocidas
– 1 l caldo de pollo

Preparación:
– Limpia y trocea la patata y las acelgas. Ponlas a hervir con el chorizo troceado en el caldo de manera que todo quede cubierto. Déjalo que se cocine hasta que todo esté tierno (aprox. media hora).
– Dora el ajo picados en un poco de aceite. Añade el pimentón, pero no dejes que se fría.
– Añade la ajada a la olla de las acelgas junto con las alubias bien escurridas. Mezcla todo un par de minutos al fuego para darle un hervor.
– A la hora de servir, puedes añadir unas rodajas de huevo duro.

¿Sabes lo bueno de estas recetas? Todas pueden prepararse con antelación. Así, cuando llegues a casa, solo tendrás que calentar y ¡a la mesa! ¿Te animas a preparar un batch cooking con ellas?

Deja un comentario