Los pistachos son frutos secos de pequeño tamaño que se presentan de forma alargada. Su característica principal es que se hallan recubiertos de una cáscara de color marrón claro. La parte comestible es la que se encuentra en el interior. Hoy queremos contarte un poco más sobre las propiedades y contraindicaciones de los pistachos.

Los pistachos provienen de un árbol pequeño que se conoce como pistachero o alfóncigo. Un árbol que, si bien es originario de Grecia, Siria, Irán y Turquía, ya se cultiva en prácticamente cualquier parte del mundo. Aunque el primer lugar en el que se plantó fue en el Asia occidental.

Propiedades de los pistachos

El pistacho posee un buen número de propiedades. De hecho, cuenta con una proporción de nutrientes muy equilibrada. La mayor de todas ellas es de grasas, hasta un 45%, aunque la mitad de ellas son monoinsaturadas de ácido oleico. El resto se distribuye en un 28% de hidratos de carbono, un 20% de proteínas vegetales y un 10% de fibra.

Beneficiosos para la salud cardiovascular

Uno de los elementos que aparecen en la composición de los pistachos es el fitoesterol. Este compuesto de origen vegetal contribuye a favorecer la salud cardiovascular. No en vano, se encarga de evitar la oxidación del colesterol para que no se acumule en las arterias. Por tanto, al comer pistachos estás reduciendo la cantidad de colesterol malo (LDL) que pueda haber en tu organismo.

Propiedades de los pistachos

Favorece el tránsito intestinal

Una de las mejores propiedades de los pistachos es su contenido de hasta el 10% en fibra. Así pues, es uno de los frutos secos más recomendados para favorecer el tránsito intestinal y reducir los problemas de estreñimiento. Además, al contener una gran cantidad de proteínas vegetales son un alimento muy saciante. A su vez, su consumo es perfecto para rebajar la carga glucémica y controlar mejor el azúcar en la sangre.

Alto contenido en calcio, magnesio, potasio, hierro y grasas saludables

El pistacho está considerado uno de los alimentos no lácteos con un mayor índice de calcio. Además, contiene elementos tan imprescindibles y beneficiosos para el organismo como magnesio, potasio, hierro y grasas saludables. Estos elementos son ideales para los deportistas o para las personas que sufran de anemia ferropénica. Por ejemplo, los alimentos ricos en hierro y vitamina C son esenciales. Por otro lado, las vitaminas B1 y B6 que posee son aptas para reducir los niveles de estrés.

Contraindicaciones de los pistachos

Pero al igual que hablamos de las propiedades de los pistachos, también debemos tener en cuenta cuáles son sus principales contraindicaciones.

Contraindicaciones de los pistachos

Una de las más importantes es su contenido en ácidos grasos. El nivel que posee hace que su consumo deba ser siempre moderado. Esta composición grasa hace que se trate de un alimento de alto valor calórico. De hecho, se considera que su consumo excesivo puede contribuir al sobrepeso.

En la medida de lo posible, hay que comer pistachos que no contengan sal. Los pistachos salados tienden a ser perjudiciales para las personas que tengan la presión arterial alta. Lo mismo ocurre con aquellos que sufren de retención de líquidos, por lo que si tienes este problema el consumo de pistachos debe ser muy moderado.

Precisamente, el alto contenido en potasio de los pistachos hace que sea un alimento contraindicado para quienes sufran de problemas renales.

Las propiedades de los pistachos, en definitiva, se hallan por encima de sus contraindicaciones. Sin ir más lejos, es uno de los frutos secos más ricos en antioxidantes y muy densos en proteína vegetal de alta calidad. No obstante, todas estas propiedades beneficiosas se consiguen siempre y cuando se consuman de forma moderada y sin sal.