Propiedades nutricionales de la mandarina

Publicado el Categorías Mejor Frutería de Supermercados
Valor nutricional de la mandarina
La mandarina es una fruta de sabor cítrico que procede del árbol mandarino. A diferencia de la naranja, sus frutos en forma de gajos son más pequeños. De jugo aromático, se caracteriza por su pulpa formada por vesículas. Pero quizás lo más característico y destacable son las excelentes propiedades nutricionales de la mandarina.

Estas propiedades nutricionales hacen que la mandarina sea uno de los alimentos a incluir en cualquier dieta saludable. Una fruta muy popular, especialmente en otoño y en los meses invernales, y que suele gustar a todo el mundo.

Valor nutricional de la mandarina


El zumo que se halla en las vesículas de la pulpa es rico en vitamina C, flavonoides, betacaroteno y aceites esenciales. Tanto es así que con dos mandarinas al día se cubren la mitad de las necesidades diarias de vitamina C y el 10% de betacaroteno. En 100 gramos de mandarina se hallan:

  • 53 calorías.

  • 0,3 gramos de grasa.

  • 2 gramos de fibra.

  • 27 miligramos de vitamina C.

  • 37 miligramos de calcio.


Tal y como se puede ver, se trata de un alimento con bajo contenido en grasas y calorías. De ahí que sea una de las frutas que se suelen incluir en las dietas para bajar peso. Por otro lado, el contenido en fibra no solo ayuda con el tránsito intestinal, sino también a equilibrar los niveles de azúcar en la sangre. Además, las vitaminas de la mandarina ayudan a reducir la producción de cortisol, la hormona del estrés.

Propiedades de la mandarina en ayunas

La vitamina C y el calcio son los responsables de que puedas disfrutar de unos dientes y unos huesos más saludables. A su vez, esta vitamina es la encargada de fortalecer el sistema inmune. De ahí que siempre se diga que las propiedades nutricionales de la mandarina son un buen remedio para prevenir las gripes y los resfriados.

Propiedades de la mandarina en ayunas


Las propiedades de la mandarina en ayunas son muy beneficiosas para la salud. Sin ir más lejos, su vitamina C también posee propiedades antibacterianas y antivíricas. Además, gracias a sus ácidos cítricos y sales minerales, comer mandarinas en ayunas mejora el cansancio, la fatiga crónica y los nervios.

Asimismo, la mandarina posee propiedades depurativas para eliminar las toxinas que se acumulan en el organismo. Esto va a permitir que se reduzcan los niveles de colesterol en sangre, se disminuya la presión arterial elevada y se prevengan los posibles casos de anemia.

Precisamente, para reducir el colesterol se puede tomar todos los días en ayunas un vaso de zumo de mandarina (cuanto más fresco, mejor). Para darle más sabor, se puede acompañar con una manzana roja. Esta bebida también viene muy bien contra los problemas digestivos y renales, para combatir el estreñimiento y para prevenir las gripes y catarros.

Las propiedades nutricionales de la mandarina son un excelente cóctel de vitaminas y sustancias beneficiosas para comenzar el día. Para disfrutar de estas propiedades, se recomienda al menos comer una o dos mandarinas al día. Lo ideal sería una antes del desayuno, en ayunas, y otra por la tarde. De esta manera, vamos a poder aprovecharnos de todos los beneficios de la mandarina.