Beneficios y propiedades del queso manchego

Publicado el Categorías Mejores quesos de supermercado
Beneficios del queso manchego
El queso manchego es uno de los tipos de quesos más populares en nuestro país. Un queso con Denominación de Origen que debe cumplir una serie de requisitos para ser considerado manchego. Hoy te queremos mostrar cuáles son los beneficios y propiedades del queso manchego para nuestra salud.



El principal requisito para que un queso sea considerado manchego es que haya sido elaborado con leche de oveja de raza manchega. Es decir, no se puede preparar con ningún otro tipo de leche ni realizar una mezcla de varias de ellas. Además, su proceso de elaboración y maduración debe desarrollarse en las provincias de Toledo, Cuenca, Ciudad Real o Albacete.

Propiedades del queso manchego


La leche de oveja con la que se elabora este queso permite que tenga un alto contenido en hierro, fósforo, yodo y sodio. Asimismo, al concentrar todas las cualidades nutritivas de la leche, presenta unos índices importantes de calcio. Además, es uno de los quesos que aporta un mayor nivel de proteínas y vitaminas A, B, D y E.

Se puede decir, por tanto, que el queso manchego es uno de los quesos más nutritivos. Su aporte en vitaminas y proteínas es mayor en comparación con otros tipos de quesos. Algo que se consigue gracias a las propiedades nutricionales de la leche de oveja de raza manchega.

Beneficios para la salud de comer queso manchego


Comer queso manchego aporta una serie de beneficios para la salud que debemos tener en cuenta.

Propiedades del queso manchego

Por un lado, al ser rico en materia grasa, se trata de un producto que aporta una cantidad equilibrada de energía y proteína. El queso manchego contiene ácidos grasos omega 3 y ácido linoleico, presentes en la leche de oveja. Estos ácidos son muy beneficiosos para la salud cardiovascular y neurológica y para reforzar las defensas del cuerpo.

Hay que destacar también el aporte de calcio del queso manchego. Esta sustancia es indispensable para el desarrollo de huesos y dientes. A su vez, contiene índices importantes de vitaminas y minerales. Por ejemplo, es rico en yodo, lo que nos permitirá disfrutar de un mejor funcionamiento de las células y un mayor fortalecimiento del cabello y las uñas. El fósforo que contiene mejora las funciones biológicas del cerebro.

Además, es un queso con un gran aporte de aminoácidos esenciales para nuestro metabolismo. También contribuyen a este metabolismo el aporte de vitaminas del tipo A, B, D y E. Estas vitaminas también resultan muy beneficiosas para prevenir la formación de cálculos renales.

Por último, es muy importante precisar que el queso manchego no contiene lactosa y está considerado un laxante natural. Por tanto, es un tipo de queso que viene muy bien para todas aquellas personas que no suelen realizar mucho ejercicio.

Tal y como podemos ver, los beneficios y propiedades del queso manchego son muy variados. Un alimento que, eso sí, debe comerse con moderación para poder aprovechar mejor todas sus cualidades. Además de estar muy sabroso, el queso manchego es un producto que mantiene todas las propiedades beneficiosas de la leche de oveja.