¿Qué es la basuraleza?

¿Has oído hablar de la basuraleza? El 3 de marzo de 2018, con motivo del Día Mundial de la Vida Silvestre, la ONG SEO/BirdLife en alianza con la organización Ecoembes, a través del proyecto LIBERA, propusieron la creación de este vocablo que nacía de la suma de ‘basura’ y ‘naturaleza’. Se trataba de un término que pretendía alertar sobre la problemática que generaba el abandono de basura en la naturaleza. Con él, iniciaron una campaña para combatir el problema ambiental de los residuos que se abandonan en entornos naturales y tratar de mitigar, así, el perjuicio que supone para la biodiversidad de cualquier tipo de ecosistema (marino, terrestre o fluvial).
Hasta entonces, tanto entidades como instituciones y personas expertas habían empleado el anglicismo littering. Por eso, el proyecto buscó una alternativa que permitiese acercar el concepto a la ciudadanía, para ayudar a entender el problema y a crear conciencia al respecto. Lo que nació como una campaña de concienciación se fue consolidando en el vocabulario y su uso se ha afianzado con el paso del tiempo. En Gadis creemos que es muy importante conocer el impacto que nuestras acciones producen en el entorno y hoy queremos hablarte de la basuraleza y cómo combatirla con pequeñas acciones. ¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

¿Qué es la basuraleza?

Basuraleza es el acrónimo creado para tratar de combatir uno de los grandes retos ambientales sobre los que se ha creado más conciencia en los últimos años. El término se refiere a los residuos generados por el ser humano que se abandonan en la naturaleza y que alteran los ecosistemas. Los expertos señalan que littering -el término que se usaba hasta la aparición de este neologismo- es más técnico, aunque ninguno de los dos se recoge aún en el diccionario de la Real Academia Española. Sin embargo, el anglicismo no terminaba de llegar a la ciudadanía y, por eso, SEO/BirdLife y Ecoembes buscaron una palabra que resultase más cercana, más comprensible y más “recordable” al lanzar su campaña. Un vocablo que permitiese reconocer la definición del problema de inmediato para ponerle nombre al desafío que tenían por delante.
¿Y cuáles son esos residuos que amenazan los ecosistemas? Los restos más comunes que se encuentran entre la basuraleza son colillas, latas de aluminio, botellas de plástico, envoltorios, toallitas, otros productos de plástico no reutilizables y, desde el inicio de la pandemia, mascarillas. Pero también se abandonan otro tipo de artículos en entornos naturales: electrodomésticos, baterías, muebles, contenedores industriales… ¿Sabías que uno de los problemas más graves es el de las colillas de los cigarrillos? Se desechan 4,5 billones anuales en el mundo como basuraleza y se estima que el tiempo necesario para que una colilla se descomponga varía entre 5 y 400 años hasta que se alcanza la degradación completa.
La basuraleza genera, por tanto, un impacto humano en el medio ambiente que degrada los entornos naturales, ya que la basura puede permanecer períodos prolongados de tiempo antes de degradarse y también puede transportarse a grandes distancias y llegar a los océanos. Afecta a la calidad de vida de las personas y de otras especies del planeta. Estos son algunos de los impactos que puede producir:
– Puede ocasionar la muerte directa de especies.
– Puede convertirse en un vector de transmisión de enfermedades.
– Puede fomentar la colonización de un lugar por parte de especies exóticas invasoras.
– Puede interactuar con la flora y modificar los comportamientos de la fauna.
– Puede afectar a la salud de la vida silvestre.
– Puede afectar a la salud humana.
Se calcula que el 17% de las especies afectadas por los efectos de la basura abandonada en la naturaleza están incluidas en la lista roja de especies amenazadas que elabora cada año la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Por eso, es fundamental trabajar para lograr eliminar la basuraleza y está en nuestras manos hacerlo.

Proyecto LIBERA

El proyecto LIBERA nació en 2017 con la intención de acabar con la basuraleza mediante la puesta en marcha de diferentes acciones y con distintos enfoques (científico, de sensibilización y de participación). Por una parte, trabajan en varios proyectos científicos que tratan de conocer mejor la composición y el origen de la basuraleza mediante la recogida de datos a través de distintos colectivos. Por otra parte, elaboran campañas de comunicación, educación y sensibilización, y promueven las jornadas de movilización ciudadana “1 m2” para combatir el abandono de basura. Estas jornadas se realizan en colaboración con asociaciones, organizaciones y entidades de todo tipo y se dedican a la recogida de basura en distintos entornos: playas, ríos, embalses, pantanos, campo, bosques y montes. No solo se recoge la basura abandonada, sino que se aprovecha para identificarla y catalogarla. Es decir, suponen una importante fuente de información sobre su tipología y origen.
Además, el proyecto ha puesto en marcha la campaña #RecojamosBasuraleza para lograr la inclusión del término en el diccionario de la R.A.E. También han creado una app propia gratuita que permite contribuir a la localización y retirada de basuraleza, además de ofrecer recompensas colaborativas con entidades científicas y divulgativas conservacionistas.

Gadis contra la basuraleza

¡Hay muchas formas de colaborar para combatir la basuraleza! La más sencilla es no generarla 😉. Y ahí te podemos echar una buena mano:
● Compra productos a granel como nuestra fruta, verdura y frutos secos para evitar innecesarios envases. Trae tu bolsa reutilizable o, si aún no tienes, puedes adquirir uno de nuestros packs de 3 bolsas de fruta y verdura reutilizables. Si te has olvidado de ella también puedes usar nuestras bolsas de papel o nuestras bolsas de plástico biodegradables, pero ¡no las tires en la naturaleza! siempre a su contenedor correspondiente.
● Además de la compra a granel, tenemos bolsas reutilizables para la compra. Son bolsas resistentes e impermeables, ideales para hacer plogging o lo que os lo mismo, recoger la basura que te encuentres en espacios naturales mientras corres o paseas por ellos. Y si un día te la has olvidado y has cogido una de nuestras bolsas plásticas biodegradables, también puedes guardar basura en ella, mejor si es de envases ligeros o latas y así ya la puedes depositar entera en el contenedor amarillo 😉

 

Y si quieres asumir un papel más activo, aquí te proponemos algunas opciones:
– Participa en la gran movilización o en alguna de las movilizaciones “1 m2” del proyecto LIBERA. También puedes organizar una.
– Sensibiliza y conciencia a quienes te rodean para no abandonar residuos, pero también para recogerlos cuando se los encuentran.
– Si formas parte de algún centro educativo, entra en el Aula LIBERA para trabajar en su concienciación, también en el material específico para universidades.
– También puedes convertirte en un LIBERA MAKER.

¿Te animas a celebrar el Día Mundial de la Vida Silvestre limpiando basuraleza?