Logística y almacenamiento. Optimización y sostenibilidad.

Hace unos días te hablábamos de la huella de carbono, el indicador ambiental que mide la cantidad de gases emitidos por un individuo, una organización, un evento o un producto. Hoy vamos a centrarnos en un aspecto estrechamente relacionado con este tema: la logística y el almacenamiento. ¿Sabías que alrededor del 25% de las emisiones de CO₂ en España proceden del sector logística y transporte? Se trata de una cifra que ha ido aumentando notablemente en las dos últimas décadas y que es necesario reducir de manera urgente para mitigar sus efectos sobre el entorno. Los daños provocados por el cambio climático solo podrán revertirse si adaptamos y modificamos el modus operandi de las organizaciones, pero también de los individuos.


Como parte de nuestro compromiso con la Agenda 2030 de la ONU, hemos alineado nuestras acciones con sus objetivos con el fin de beneficiar la conservación del medio ambiente. En la lucha contra el calentamiento global, en Gadis mantenemos una apuesta firme por la sostenibilidad a través de planes estratégicos que conllevan la digitalización y la actualización de nuestra logística, primando la optimización de recursos y el respeto por el medio ambiente. ¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

¿Qué es la logística verde?

La logística verde es aquella cuyas estrategias y procesos respetan el medio ambiente, aunando rentabilidad y eficiencia ecológica. Al margen de las emisiones, uno de los mayores inconvenientes de la cadena logística es la cantidad de residuos que se generan y es importante apostar por la reutilización y el reciclaje. Entre los aspectos fundamentales de una logística sostenible, cabe destacar los siguientes:


– El almacenamiento. La sostenibilidad debe practicarse en el propio almacén. Para ello, es necesario concebir espacios en los que la mercancía pueda moverse de un modo más rápido y sencillo para optimizar el transporte y reducir la contaminación. ¡Cuantos menos movimientos de mercancía el almacén, mejor optimización y menos contaminación!
– El transporte. No se trata solo de apostar por vehículos y medios cuyas emisiones de CO₂ sean menores, sino también de elaborar estrategias que optimicen su uso, evitando, por ejemplo, que vuelvan vacíos una vez entregada la mercancía.
– La distribución, que puede optimizarse tanto a partir de acciones que aumenten la eficacia en los procedimientos de la cadena de suministro de la empresa como de otros aspectos que permitan reducir el uso de combustible y, en consecuencia, el nivel de emisiones.
Carga y descarga. Es importante ir reduciendo el uso de maquinaria desfasada, tratando de invertir en maquinaria adaptada a los nuevos procesos de producción para agilizar el trabajo. Como por ejemplo la maquinaria de baterías eléctricas.
– El embalaje. Han de utilizarse materiales respetuosos con el medio ambiente para el embalaje y el empaquetado.
– El reciclaje. Una de las acciones más importantes en la logística sostenible es el reciclaje. Hay que buscar la manera de reutilizar los residuos tratando de devolverlos al inicio del proceso productivo de la empresa. Sin una buena estrategia de reciclado, no se conseguirá una auténtica transformación hacia una logística sostenible.

Por tanto, estas serían las cuatro actividades básicas con las que una organización puede garantizar una logística más sostenible y que nosotros ponemos en práctica:
Mantenimiento de los vehículos. El cumplimiento de las tareas de mantenimiento periódico ayudará a reducir el consumo de combustible. A la hora de renovar la flota, conviene apostar por opciones más respetuosas con el medio ambiente.
Diseño y aprovechamiento de almacenamiento y embalajes. El embalaje ha de estar diseñado de tal forma que se aproveche al máximo el espacio y con materiales reciclables. Las estructuras de almacenamiento han de permitir el máximo aprovechamiento del espacio.
Optimización de la carga. Hay que tratar de reducir el kilometraje con espacio vacío, ya que, además de suponer un coste para la empresa, aumenta la cantidad total de emisión de gases de efecto invernadero. Para ello, debe efectuarse una planificación de la carga que aproveche la máxima capacidad de tonelaje del vehículo y optimizar las rutas, siempre y cuando sea posible por prevención de riesgos.
Disminución del gasto energético. Es conveniente realizar un estudio para identificar las fases del proceso en las que se puede reducir el consumo energético y llevar a cabo las acciones necesarias.

La apuesta de Gadis por la optimización y la sostenibilidad

En Gadis estamos comprometidos con los retos de la sociedad. Llevamos 15 años formando parte de la iniciativa internacional del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, de la que somos socios y por la que desarrollamos medidas que impulsan el respeto por el medio ambiente. Compartimos el compromiso de nuestro entorno con la Agenda 2030, plasmada en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, y con los que alineamos nuestro desempeño para fomentar la protección del planeta también a través del planteamiento estratégico de nuestra logística:
– Contamos con un esquema organizativo que garantiza el aprovisionamiento regular de productos de todas las secciones, con especial atención en la conservación de la calidad de los alimentos frescos, de forma que nuestros clientes dispongan de todo lo que necesiten en su establecimiento más cercano. Todo ello desde la perspectiva de la sostenibilidad ambiental, planificando cada recorrido de forma que obtengamos el máximo rendimiento con el menor impacto ambiental. Además, realizamos procesos de logística inversa y los camiones vuelven con los residuos plásticos y de papel para su procesado para el reciclaje en nuestras instalaciones.
– Nuestra flota se caracteriza por su versatilidad y eficiencia: incluye vehículos de diversas dimensiones y propiedades, adaptadas a los productos que transportan y a la localización de las tiendas que sirven para optimizar su uso y reducir las emisiones. De igual manera, se someten al control y el mantenimiento periódicos necesarios.
– Conocemos los hábitos de consumo de nuestros clientes y eso nos permite optimizar la cadena de distribución de mercancías y no desperdiciar producto.
– Hemos reducido el consumo de plástico, poniendo a disposición de los clientes bolsas de papel gratuitas y sacos de malla reutilizables en las secciones de frutas y verduras con el objetivo de ofrecer alternativas de compra más sostenibles para la reducción del uso de plástico en nuestros establecimientos. También implantamos un nuevo sistema de pesado que permite utilizar una única bolsa para distintas piezas de fruta y verdura.
– Hemos implementado medidas de eficiencia energética e iluminación automatizada para reducir el consumo de electricidad.

Seguimos trabajando para mejorar nuestra logística y reducir nuestro impacto en el medio ambiente. ¿Y tú? ¿Te has planteado si puedes organizarte mejor para mitigar el efecto de tus acciones diarias sobre el planeta?

Deja un comentario