Especial #GadisSalud: la cereza

Una de las frutas más esperadas del final de la primavera es la cereza. Carnosa, dulce y refrescante, es perfecta para un tentempié veraniego, ¿no te parece? En España, sus cultivos en el valle del Jerte (Cáceres) atraen a muchos visitantes que se desplazan a admirar el espectacular paisaje de su floración durante el equinocio de primavera. Además, la calidad de la cereza del Jerte está avalada por el sello de denominación de origen. Desde finales de mayo hasta finales de julio, es el momento perfecto para saborearlas y podrás encontrarlas en cualquiera de los supermercados Gadis. ¿Sabías que es aconsejable consumir las cerezas bien maduras porque sus nutrientes están más concentrados? Hoy queremos compartir contigo los beneficios que aportan a tu salud y algunas recetas con las que sorprender a tu familia y a tus amistades este verano. ¡Sigue leyendo!

El origen de la cereza

El origen de la cereza se sitúa en el Mar Negro y en el Mar Caspio, y se extendió por Asia y Europa por medio de las aves y las migraciones humanas. La mayor parte de las especies de cerezo que se cultivan en la actualidad tienen su origen en una planta silvestre, Prunus avium, que da lugar a su variedad más dulce y es un frutal conocido y apreciado en la cuenca mediterránea desde la Edad Antigua. Tanto griegos como romanos se encargaron de llevarlo a regiones muy diversas. Hoy en día, su cultivo está presente en muchos países del mundo con clima templado. En España, los cultivos más importantes se encuentran en provincias como Zaragoza, Cáceres, Barcelona, Castellón, Alicante, La Rioja, Salamanca, Granada, Jaén y León.

Las propiedades de las cerezas

Con un gran poder antioxidante y con una composición nutricional que aporta muchos beneficios a nuestra salud, las cerezas son conocidas como una “súper fruta”. Con bajo contenido calórico (52-59 calorías por cada 100 gramos) y de grasa y proteínas, se usa como depurador intestinal para librar al cuerpo de toxinas. Entre sus propiedades, destacan las siguientes:

– Su composición nutricional es excepcional. Tiene un alto contenido de potasio, fibra, vitamina A, vitaminas B1, B3 y B6, vitamina C, D y E, ácido fólico, betacaroteno o provitamina A, así como de antocianinas y ácido elágico, que son unos antioxidantes de alta calidad con grandes propiedades depurativas. También aporta minerales como el magnesio, el hierro y el calcio.
– Tiene propiedades antioxidantes y es uno de los pocos alimentos que contiene melatonina, un antioxidante que ayuda a regular el ritmo cardíaco y los ciclos de sueño.

Estas propiedades hacen de la cereza una fruta especialmente saludable con muchos beneficios para la salud:
– Ayuda a combatir el envejecimiento.
– Contribuye al cuidado de la piel.
– Protege el cerebro y combate la pérdida de memoria.
– Puede reducir la inflamación y los síntomas de la artritis y la gota.
Protege los huesos y los músculos.
Reduce el riesgo de aparición de diabetes.
– Ayuda a reducir el riesgo cardiovascular.
Depura el organismo.
– Ayuda a regular el sueño.
Cuida la vista.

¿Cómo tomar las cerezas?

Con solo lavarlas, las cerezas son un alimento delicioso y, desde luego, es la manera más saludable de degustarlas. Pero sabemos que, a veces, apetece algo distinto, sobre todo si estamos de vacaciones o tenemos invitados. Las cerezas son muy versátiles y pueden tomarse en algún postre o batido e incluso en un gazpacho o receta salada. Aquí te dejamos algunas ideas.

Gazpacho de cerezas

Ingredientes (2 personas):
– 1 tomate maduro
– 1 trozo de pimiento verde
– 1 trocito de pepino
– 1 diente de ajo pequeñito
– 1 trozo pequeño de cebolla dulce
– 1 trozo de pan
– Vinagre blanco
– Aceite de oliva virgen extra
– 250 g cerezas
– Agua
– Sal
Preparación:
– Pon en el vaso de la batidora el tomate, el pimiento, el pepino, el ajo, la cebolla, las cerezas (sin hueso) y el pan. Añade medio vaso de agua, un chorrito de vinagre, un buen chorro de aceite y sal. Bate durante unos minutos, hasta que esté bien mezclado y sin grumos. Prueba para rectificar sal y vinagre.
– Guarda en el frigorífico hasta el momento de servir. Puedes adornar con alguna semilla o hierba aromática.

Hamburguesa de cerezas

Ingredientes:
– 1/2 kg carne picada
– 1 taza de cerezas deshuesadas y picadas
– 1/4 taza de chalotas picadas
– 2 cucharadas de albahaca fresca picada
– 1 diente de ajo pequeño picado
– 1 cucharada de salsa Worcestershire o Perrins
– Sal
– Pimienta negra molida
Preparación:
– Mezcla bien la carne picada con las cerezas, las chalotas, la albahaca, el ajo, la salsa Worcestershire, la sal y la pimienta.
– Una vez que tengas la mezcla, podrás preparar 4 hamburguesas.
– Cocina las hamburguesas a fuego medio hasta que tengan el punto deseado. Puedes meterlas en un pan y acompañarla de los ingredientes que más te gusten (procurando que sean vegetales) o tomarla con una ensalada o una parrillada de verduras.

Ingredientes:

– 500 g cerezas
– 1 yogur natural
– Puedes usar dátiles, plátano, agave o miel para edulcorar (si es necesario)
Preparación:
– Para esta receta, es necesario que congeles el yogur y las cerezas cuando las hayas lavado y deshuesado.
– Pon en un bol las cerezas y el yogur congelado y bate hasta que se forme un helado cremoso. Puedes añadir algún ingrediente para endulzar si el dulzor de la cereza no es suficiente. No es necesario que vuelvas a enfriarlo. Puedes consumirlo inmediatamente.
Seguro que ya has probado las cerezas este año. ¿Vas a animarte a preparar alguna de estas recetas? ¡Cuéntanos!