Conciliar con niños y niñas este verano

Si los malabares con la conciliación en verano suelen alcanzar su máximo apogeo, este año, probablemente, el asunto adquiera una nueva dimensión. Después de las semanas de confinamiento, en las que se han puesto de manifiesto las dificultades de las familias, el panorama estival nos trae nuevos retos. Aun disfrutando de la recién estrenada “nueva normalidad”, el recurso de los y las abuelas puede no ser la mejor opción en estas circunstancias. Por otra parte, la disminución de ofertas lúdicas y formativas como campamentos urbanos para el periodo vacacional agrava la conciliación. Con la presencia continua de los niños y las niñas en casa, es necesario buscar estrategias para compatibilizar la vida familiar y profesional. En Gadis, sabemos que cada familia y cada niño y niña tienen necesidades específicas, pero hoy queremos abordar los recursos con los que se cuenta para lograr la necesaria conciliación familiar este verano.

Las claves de la conciliación

La conciliación implica la participación equilibrada entre los dos miembros de la pareja en la vida familiar y en el mercado de trabajo, y depende de una misma, pero también de varios factores o agentes sociales, que han de tomar decisiones para lograr que se convierta en una realidad. Es necesario encontrar el equilibrio a través de la implementación de medidas en tres ámbitos fundamentales: en el ámbito personal y familiar, en el ámbito profesional y en el ámbito político y legal. Se trata de una responsabilidad conjunta en la que se entiende que la conciliación es para todas las partes y busca lograr una sociedad más igualitaria y sostenible.

Teniendo esto en cuenta, son muchos los elementos que entran en juego a la hora de conciliar: desde la corresponsabilidad en las tareas domésticas hasta la flexibilidad horaria, pasando por el establecimiento de medidas que eliminen desigualdades entre los dos miembros de la pareja en el terreno laboral.

Recursos para conciliar en verano

Las soluciones de conciliación para el periodo estival siempre han sido complicadas y este año se prevén similares. Seguramente, tendrás que hacer malabares para compatibilizar tareas con tus hijos e hijas en casa. Sin embargo, queremos darle la vuelta a la situación y proponerte que utilices todos los recursos que tienes a tu alcance para tratar de resolver las dificultades que se vayan presentando. Aquí te dejamos algunos recursos para conciliar con niños y niñas en verano.

● Retos y actividades

Si, en los últimos años, la oferta de actividades de verano dirigidas a niños y niñas había crecido de manera exponencial y se había convertido en un sustituto perfecto para el colegio, este año, este recurso se verá limitado. Si bien es cierto que se están poniendo en marcha algunas iniciativas, su aforo está restringido y puede ser más complicado lograr una plaza. Si ese es tu caso, puedes tratar de trasladar el espíritu de esas propuestas a tu casa. Puedes planificar una serie de actividades y retos que les permitan seguir desarrollando destrezas y habilidades a la par que se divierten. La planificación de manualidades, actividades deportivas y trucos de magia será tu aliada. Será una manera de poder mantenerlos en casa bajo tu cuidado, pero con la posibilidad de compatibilizarlo con el teletrabajo. En Gadis Saludable puedes encontrar fichas de nuestro programa ALIMENTES con juegos por edades, para que puedas hacer con ellos en casa.

● Red de cuidados

Con la crisis del coronavirus dependemos menos de los grandes aliados de la conciliación: los y las abuelas. La incertidumbre del virus invita a la precaución y muchas familias han optado por buscar otras alternativas. ¿Has pensado en crear una red de cuidados con personas de tu entorno que tienen hijos e hijas de edades similares? Podéis establecer turnos en función de vuestras necesidades y será una manera de que pasen tiempo con otros niños y niñas, manteniendo cierto control sobre los contactos. De esta forma estarán acompañados y disfrutando de las merecidas vacaciones.

● Alternancia de vacaciones

Repartir las vacaciones no es la solución ideal porque, además de requerir de mucha organización, priva a la familia de disfrutar de un tiempo de descanso todos juntos. Es una opción que ha de ser meditada, pero puede ser una solución para que tus hijos e hijas pasen tiempo de calidad con vosotros de forma separada.

● Corresponsabilidad

Si tus hijos e hijas no son demasiado pequeños, es un buen momento para proponer actividades que transmitan otro tipo de valores que son clave en el ámbito familiar. En su rutina diaria, puedes incluir la colaboración en las tareas domésticas. Será una manera de que aprendan a compartir la responsabilidad del funcionamiento del hogar y te permitirá delegar ciertas tareas que les servirán como pautas.

● Flexibilidad horaria y rutinas

Es evidente que los ritmos son distintos en verano y, si bien es cierto que las rutinas son necesarias, es importante saber incluir ciertas adaptaciones que flexibilicen los horarios y faciliten la convivencia. La clave reside en mantener cierto equilibrio, de manera que puedan tener una rutina que no tiene que ajustarse al rigor de los horarios durante el curso. Por ejemplo, si ellos se levantan más tarde, podrás aprovechar para trabajar de manera tranquila mientras duermen o podréis hacer la comida más tarde.

● Tiempo en familia

Pese al agobio que puede llegar a producir la situación, es importante no descuidar el tiempo que se pasa en familia. El verano es la época del año que ofrece mayores posibilidades para disfrutar todos juntos. Trata de realizar actividades con tus hijos después del trabajo, muestra interés por sus preocupaciones y acompáñalos en sus juegos. Fomenta la comunicación y la proximidad de todos los miembros de la familia y busca planes que os gusten a todos. Una buena idea es hacer planes consensuados durante el fin de semana. Este año las escapadas de camping a la montaña pueden ser una fantástica opción para pasar tiempo en familia y ayudarán a relajar el ambiente a lo largo de la semana.

Es posible que este verano sea excepcional, al menos por la imposibilidad de realizar planes a largo plazo. No dejes que la situación te supere y recuerda que no es necesario que programes hasta el último minuto del tiempo de tus hijos e hijas. Saber aburrirse también es importante. Despertará su creatividad. ¿Y tú? ¿Ya sabes cómo vas a conciliar este verano?

Deja un comentario