Celebra el Día das Letras Galegas 2020 con una lectura muy especial

Este año, la crisis sanitaria ha obligado a aplazar la celebración del Día das Letras Galegas al próximo sábado, 31 de octubre. La Real Academia Galega eligió esta fecha para rendir tributo al trabajo de Ricardo Carvalho Calero, quien hubiera cumplido 110 años el día anterior, y se desplazará a Ferrol, ciudad de origen del intelectual gallego, para homenajear su figura. Su labor como historiador de la literatura, crítico literario, filólogo y escritor es indisociable de sus esfuerzos por dignificar la lengua y la cultura de Galicia.

En Gadis, siempre hemos mantenido un compromiso firme con la difusión de la literatura y lengua gallegas y no queremos dejar pasar la oportunidad de celebrar este día. En 2020, lo hacemos por partida doble 😉. Si en mayo nos sumamos a la celebración virtual con la recomendación de algunas obras contemporáneas de la literatura gallega, hoy te traemos un libro que presenta con mucha cercanía y sensibilidad el tema de la diversidad. Brian, o chinés, de David Daniel Vázquez Álvarez, es la historia de un niño con síndrome de Down que pone en valor las diferencias y fomenta el respeto, la comprensión y la tolerancia. ¡La lectura perfecta para una tarde en familia!

Brian, o chinés. El descubrimiento de que todos somos diferentes.

Brian, o Chinés recibió el primer Premio Xosé Neira Vilas de Novela Curta para niños y adolescentes en 2016. La novela de Vázquez Álvarez narra en primera persona las vivencias de Brian, un niño con síndrome de Down, desde sus primeros años en el colegio hasta que alcanza la mayoría de edad. A través de su diario y de las experiencias que le va tocando vivir, vamos descubriendo sus emociones, cómo va entablando relaciones con niños y niñas, personas adultas, y su percepción de las reacciones de quienes le rodean. Al acercarnos a sus páginas somos testigos del proceso de aceptación de su familia, cómo el llanto y la seriedad en el hospital el día de su nacimiento se van transformando y sufren una catarsis definitiva cuando, con tres o cuatro años, unos niños y niñas en el parque, que acabarán convirtiéndose en sus amistades, le apodan “o chinés”. La asociación de los rasgos físicos de Brian con un origen geográfico provoca un cambio de actitud en Ana, su madre, quien finalmente comprende que su actitud limitaba el desarrollo y la socialización de su hijo. Que, si bien es cierto que Brian tiene unas características particulares, no es menos cierto que todos tenemos peculiaridades. Eso nos hace distintos a unas personas de otras, pero no, por ello, nos resta valor.

Todas somos diferentes.

Con un lenguaje cercano, el texto va caracterizando con mucho detalle a los personajes que entrecruzan sus vidas con la de Brian y que tienen que enfrentarse y superar sus propios obstáculos. Todos ellos –amistades, familia, docentes…– consiguen que Brian se vaya sintiendo parte de un grupo en el que está integrado y con el que afronta algunos retos y vive grandes experiencias, que, en algunos casos, cambian el rumbo de sus vidas. A veces, el protagonista se ve atrapado por su propia concepción de las expectativas que otros tienen sobre él, pero la novela logra mostrar cómo la “diferencia” de Brian puede ser un don para ayudar a sus amigos y amigas cuando están en apuros. Libre de determinados prejuicios, le aporta una claridad en la mirada que le permite detectar detalles que pasan desapercibidos para otros. Al final, comprobamos que ninguna diferencia es insalvable porque, aunque los ritmos de evolución y los caminos que toman parezcan separarles, a todos les unen las emociones y la necesidad de sentirse acompañados.

 

La importancia de educar en la diversidad

Brian, o chinés pone en valor la riqueza de la diversidad a través de las fortalezas y debilidades que convierten en seres únicos a los personajes que pueblan sus páginas. Paradójicamente, son las diferencias las que actúan como nexo de unión entre Brian y sus amistades, y también las que les aportan a cada uno el valor que tienen como personas.

La elección de esta novela pretende aunar nuestro interés por la lengua y la literatura gallega y nuestra apuesta por la sostenibilidad. Porque en un mundo tan globalizado como el actual, la diversidad ha de ser nuestra seña de identidad. Es imposible hablar de desarrollo sostenible sin tener en cuenta la igualdad y, para lograrla, es imprescindible aprender a ver el mundo desde distintas perspectivas. Por eso, esta lectura nos ha parecido perfecta para que, este sábado, celebres el Día das Letras Galegas con tus hijos e hijas. La novela te ayudará a mostrarles cómo las diferencias pueden unir a las personas y fomentará valores como el respeto y la tolerancia, haciéndoles entender que:

  • Todos los seres humanos somos diferentes y eso nos enriquece.
  • Es importante aceptarse a uno mismo con nuestras diferencias sin intentar ser como los demás.
  • En lo diverso es donde reside la esencia de cada persona, en donde suelen encontrarse nuestros valores innatos.
  • Las diferencias nos invitan a pensar y nos abren a nuevas experiencias y conocimientos.
  • Entender y respetar las diferencias nos convierte en seres más empáticos.
  • Entender y respetar las diferencias elimina prejuicios y reduce nuestra tendencia natural a juzgar.
  • Entender y respetar las diferencias facilita la convivencia.
  • Es necesario cuidar la diversidad.

Entender la diversidad no solo ayudará a tus hijos e hijas a comprender el entorno que les rodea, sino que fortalecerá su autoestima y contribuirá a su propio autoconocimiento.

¿Conoces alguna obra sobre diversidad? ¿Tienes alguna recomendación? ¿Te parece un buen tema para conmemorar una fecha tan especial para la lengua gallega? Quizá aproveches esta celebración para acercarte a una librería y hojear algún ejemplar de nuestra literatura. ¡Feliz Día das Letras Galegas bis!😉

Deja un comentario