Diferencias entre alimentos frescos y envasados

Publicado el Categorías Supermercado de productos frescos
Diferencias entre alimentos frescos y envasados
Cuando acudes a uno de nuestros supermercados Gadis puedes encontrar una gran variedad de alimentos. Muchos de ellos son alimentos frescos, mientras que otros se encuentran envasados para su mejor conservación. Pero, ¿cuáles son las principales diferencias entre los alimentos frescos y los envasados?



Los alimentos frescos son aquellos que suelen durar menos tiempo o requieren de una temperatura adecuada para su conservación. Por su parte, los alimentos envasados son los que se encuentran en un envase o una lata para conservarlos por más tiempo tanto a la hora de comprarlos como en casa.

Principales diferencias entre alimentos frescos y envasados


Frescos y envasados son dos de los tipos de gamas en las que se agrupan los alimentos. Todo ello en función del tratamiento al que son sometidos para su mejor conservación y del origen de dichos alimentos. He aquí las principales diferencias entre los alimentos frescos y envasados.

Los alimentos envasados conservan por más tiempo sus propiedades


El envasado de los alimentos es un proceso que se lleva a cabo para protegerlos y preservarlos de la contaminación y los agentes externos como el calor, la luz, el aire, la suciedad, etc. El plástico del envase, por ejemplo, permite modificar el aire mientras se envasa, lo que prolonga la vida útil del producto. Lo mismo ocurre con los envases de vidrio o metal, especialmente indicados para este tipo de productos.

Los alimentos frescos son más económicos y ecológicos que los envasados

De esta forma, tardan más en deteriorarse y su calidad y seguridad se mantienen por más tiempo. Si los tienes en casa en su envase, te durarán más que los alimentos frescos. El aire, la luz o el calor pueden provocar que los alimentos se sequen, produzcan moho o se echen a perder mucho antes que si se hallan envasados.

Los alimentos frescos poseen un mejor sabor


Los alimentos frescos son productos que conservan intactas sus propiedades nutritivas. Quiere decir que, a diferencia de los alimentos envasados, no han sufrido ningún proceso artificial durante su manipulación. Los productos envasados suelen incluir aditivos alimentarios y sabores artificiales.

En este sentido, en la mayoría de los casos estamos hablando de un producto que posee un mejor sabor. Además, al consumirlo podrás aprovechar todas las propiedades beneficiosas que tiene para tu organismo.

Los alimentos frescos poseen un mejor sabor que los envasados

Los alimentos frescos son más económicos y ecológicos


Se puede afirmar que los alimentos frescos llegan al supermercado directamente del huerto. Esto supone que el coste sea inferior con respecto a los alimentos envasados. Precisamente, el proceso de envasado requiere de unos costes que elevan un poco el precio final del producto.

Además, a pesar de que en los últimos años se viene apostando por envases ecológicos, los productos frescos siempre tendrán un mayor grado de sostenibilidad y un menor impacto en el medio ambiente que los envasados.

En definitiva, hay una serie de diferencias entre los alimentos frescos y envasados que debes tener en cuenta. Las técnicas actuales permiten que los alimentos envasados tengan un mejor sabor que antes. Sin embargo, siguen siendo los productos frescos los que poseen todas sus propiedades naturales intactas. No obstante, te van a durar mucho menos tiempo que los envasados.