Beneficios del jamón serrano para la salud

Publicado el Categorías Carnicerías en A CoruñaEtiquetas ,
Jamoncito del bueno
El jamón es reconocido como uno de los alimentos más saludables y nutritivos de la dieta mediterránea. Muchas veces hacemos una asociación en nuestra cabeza de que cuando un alimento es delicioso, debe ser malo para la salud. Afortunadamente, no es así, como podemos comprobar si nos adentramos un poco en los beneficios del jamón serrano para la salud.

En 100 gramos, hay unas 200 kilocalorías. Esta cantidad proporcionaría el 24% de la ingesta diaria recomendada de niacina y el 33% de proteína. De hecho, contiene un 50% más de proteínas que la carne fresca con menos calorías (100 gramos de cerdo tienen 290 calorías y los de ternera 250).

Pero hay más. El jamón también es rico en hierro, magnesio, zinc, calcio, fósforo, vitaminas B1 y B2 y eso es solo la carne. La grasa contiene ácido oleico, el mismo que se encuentra en el aceite de oliva. Este ayuda a producir el colesterol bueno y reducir el malo.

jamon

Beneficios y propiedades del jamón serrano


El jamón ibérico no solo es el producto estrella de la gastronomía española, sino que también es un producto cardiosaludable, ya que es rico en grasas y buenos nutrientes para la salud de nuestro cuerpo y corazón.

Consumir jamón ibérico aporta muchos beneficios para la salud. De entrada, contiene un 55% de ácido oleico, que es un ácido graso monoinsaturado que no afecta el colesterol alto. También es rico en vitaminas del grupo B, involucradas en el sistema nervioso y el funcionamiento del cerebro.

Gracias a la vitamina E y al selenio que contiene el jamón ibérico, es fuente de nutrientes antioxidantes para prevenir el envejecimiento prematuro. Además, 100 gramos de jamón ibérico de bellota contienen 43 gramos de proteína, lo que lo convierte en una fuente proteica más saludable que la carne roja.

Por otro lado, el jamón es rico en minerales como zinc, fósforo, magnesio, calcio y hierro y también aporta ácido fólico, un nutriente básico durante el embarazado. Su consumo está recomendado incluso para dietas hipocalóricas.

Como ves, siempre que disfrutes de una loncha de jamón ibérico, recuerda que no solo es un placer para los sentidos, sino también una buena fuente de alimento para una adecuada nutrición.