Día Mundial de la Diabetes

El pasado 14 de noviembre fue el Día Mundial de la Diabetes con el lema Mujeres y Diabetes: Nuestro Derecho a un Futuro Sano. Esta celebración, impulsada por la Federación Internacional de Diabetes y la Organización Mundial de la Salud por primera vez en 1991, busca aumentar la concienciación global sobre esta afección.
Desde Gadis nos sumamos a esta iniciativa y queremos, con este artículo, contribuir a dar a conocer esta enfermedad, que aumenta su incidencia día a día en todo el mundo. De hecho, la OMS indica que el número de personas con diabetes ha aumentado de 108 millones en 1980 a 422 millones en 2014.

¿Qué es la diabetes?


La diabetes es una enfermedad que se presenta cuando el nivel de glucosa en la sangre, también conocido como azúcar en la sangre, es demasiado alto. La glucosa es la principal fuente de energía del cuerpo humano y proviene de los alimentos.
Para que las personas podamos incorporar esta glucosa a nuestras células necesitamos de la mediación de una hormona producida en el páncreas: la insulina. En ocasiones, nuestros organismos no producen suficiente (o nada) de insulina; o no la usa adecuadamente, y la glucosa se queda en la sangre y no llega a las células. Con el paso del tiempo, un exceso de glucosa en la sangre puede causar problemas de salud como:

  • Enfermedades del corazón.
  • Accidentes cerebrovasculares.
  • Enfermedades hepáticas.
  • Problemas de visión.
  • Enfermedades dentales.
  • Lesiones en los nervios.
  • Problemas en la extremidades superiores e inferiores.

Las personas con diabetes pueden tomar medidas para controlar su enfermedad y mantenerse sanas.

Tipos de diabetes

 
Principalmente se habla de tres tipos de diabetes:

  • Diabetes de tipo 1. En este caso los enfermos no producen insulina, principalmente porque el sistema inmunitario ataca y destruye las células del páncreas que la producen. Se suele diagnosticar antes de los 30 años y tiene un predominio en los hombres. Estas personas tienen que inyectarse insulina todos los días para sobrevivir.
  • Diabetes de tipo 2. Es el tipo más común. Se caracteriza porque el organismo no produce o no usa la insulina correctamente. Generalmente se diagnostica en personas mayores de 30 años, con predominio en mujeres y está directamente relacionada con la obesidad.
  • Diabetes gestacional. Aparece en algunas mujeres durante su embarazo. En la mayor parte de los casos, una vez que nace el bebé la diabetes desaparece. Sin embargo, es muy importante incidir en el hecho de que una mujer que ha sufrido de diabetes gestacional es más propensa a sufrir diabetes de tipo 2 a lo largo de su vida. Es más, está demostrado que en ocasiones cuando se diagnostica diabetes gestacional en realidad es diabetes de tipo 2.

Mujeres y diabetes

 
La Federación Internacional de Diabetes (FID), con motivo del día internacional, ha dado a conocer una serie de datos que ayuden a comprender mejor el impacto de esta enfermedad en las mujeres. Así, señala que, en la actualidad, hay más de 199 millones de mujeres viviendo con diabetes, y se calcula que este total aumentará hasta los 313 millones para 2040. La mayoría de estos casos son diabetes de tipo 2.
En nuestro país, según el Perfil de España sobre diabetes 2016, publicado por la OMS, anualmente fallecen 5960 mujeres por diabetes, un 34% más que de hombres. Además, según el Estudio Di@bet.es, el primer estudio epidemiológico de ámbito nacional de prevalencia de diabetes, obesidad y otros problemas metabólicos y factores de riesgo asociados, el 13,8% de la población española sufre diabetes de tipo 2.
La prevención es una herramienta fundamental para afrontar el reto de disminuir el impacto de la enfermedad. Se estima que el 70% de la diabetes de tipo 2 se podría reducir adquiriendo un estilo de vida saludable. La FID recomienda:

  • Promover iniciativas dirigidas a mejorar la alimentación y a aumentar la actividad física.
  • Involucrar a las propias mujeres y niñas en el diseño de estas iniciativas, mejorando así su salud y la de las generaciones futuras.
  • Capacitar a estas mujeres y niñas para reforzar su capacidad de prevención de la diabetes de tipo 2 en su familia.

¿Qué podemos hacer para prevenir la diabetes?

 
En nuestras manos está adquirir hábitos de vida saludable que nos ayuden a prevenir la diabetes. Así lo asegura la OMS, que nos da una serie de recomendaciones:
 

  • Alcanzar y mantener un peso corporal saludable. Se estima que el 80% de las personas con diabetes padece sobrepeso, por eso es fundamental evitar el exceso de grasa abdominal.
  • Mantenerse activo físicamente. Basta con 30 minutos de actividad física moderada todos los días de la semana. En aquellos casos en los que necesitemos reducir peso, las pautas de actividad física deben ser más intensas.
  • Llevar una dieta saludable, que evite alimentos con azúcar y con grasas saturadas. Son alimentos de bajo interés nutricional. Evita consumirlos a diario, resérvalos para días especiales. Apuesta por incorporar todos los días verduras de hoja verde, fruta fresca, pan, arroz y pasta integrales, yogures sin endulzar, nueces, etc.
  • Evitar el consumo de tabaco, puesto que aumenta el riesgo de sufrir diabetes y enfermedades cardiovasculares.
  • Realiza revisiones médicas periódicas. Existe una fase de prediabetes donde puede observarse que la persona tiene muchas probabilidades de padecer la enfermedad.

 

La importancia de la etiqueta nutricional

 
Resulta imprescindible aprender cómo incorporar estas recomendaciones a nuestro estilo de vida. Desde Gadis queremos facilitar la compra informada a nuestros clientes, somos conscientes de la importancia de saber interpretar la etiqueta nutricional. En ocasiones, muchos alimentos light que tenemos en nuestros lineales, si bien tienen menos azúcar que los convencionales, siguen siendo no aptos para diabéticos. Por eso recomendamos:

  • Revisar los valores de la ingesta de referencia del azúcar, expresados de forma habitual en g/100 g de alimento. Cuando un alimento tiene menos de 0,5 gramos de azúcar por cada 100 gramos, el alimento es considerado 0% azúcar; mientras que, si posee más de 15%, estaremos ante un alimento alto en azúcar.
  • Consultar la lista de ingredientes. En muchas ocasiones el azúcar se esconde tras varias denominaciones como glucosa, fructosa, sacarosa, dextrosa, jarabe o sirope de maíz de alta fructosa, melaza, agave, maltodextrina, miel, almíbar, jarabe o sirope de arce, entre otros.

 
¡Cuídate!, nosotros te ayudamos. Porque todos tenemos derecho a un futuro sano.
 
Para profundizar más en el conocimiento de la diabetes puedes consultar:
 

 

Deja un comentario