Día Mundial contra la Obesidad

El pasado 12 de noviembre se celebró el Día Mundial contra la Obesidad, una enfermedad que se ha extendido de manera preocupante durante los últimos 30 años y que se manifiesta cada vez a edades más tempranas. De acuerdo con los datos de la OMS, la obesidad ha alcanzado proporciones epidémicas a nivel mundial y cada año mueren, al menos, 2,8 millones de personas por esta causa. Hasta hace relativamente poco, el perfil de la población obesa se asociaba a los ingresos más altos, en la actualidad, la prevalencia de la obesidad entre la población con menos recursos es igual o más elevada.

En Gadis, llevamos casi 20 años trabajando en la concienciación sobre la necesidad de la adquisición de hábitos saludables y de consumo responsable a través de nuestro programa Alimentes. Una apuesta educativa con la que tratamos de fomentar dichos hábitos entre niños y niñas de 3 a 12 años proporcionando materiales didácticos específicos y visitando centros escolares de Galicia y de Castilla y León. Este año, la pandemia ha dificultado los desplazamientos a los colegios, pero tienes a tu disposición todo nuestro material por si quieres utilizarlos con tus hijos e hijas (o con tus estudiantes). Además, apostamos por ofrecerte los mejores productos frescos en tu compra.

Es importante que tomemos conciencia del problema que supone la obesidad y, por eso, hoy queremos compartir contigo algunos datos y una serie de consejos sobre la adquisición de hábitos saludables porque, entre todos, podemos evitar que siga creciendo.

Sobrepeso y obesidad en España

El sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede resultar perjudicial para la salud. Según la Federación Española de Diabetes (FEDE), se calcula que un 25% de la población adulta española tiene problemas de sobrepeso u obesidad y, en el caso de los menores, esa tasa llega a superar el 30%. Lamentablemente, estos porcentajes parecen ir en aumento y se prevé que, en 2030, cerca de 27 millones de adultos de nuestro país sufran algún tipo de problema con su peso. En lo que respecta a los más pequeños, los datos son incluso más preocupantes. El Estudio Nutricional de la Población Española publicado por la Sociedad Española de Cardiología a mediados de este año revelaba que alrededor del 40% de los niños y de las niñas entre 3 y 8 años tiene obesidad o sobrepeso. España se encuentra entre los países de la OCDE, junto con Grecia, Malta e Italia, con mayor porcentaje de sobrepeso infantil y adolescente.

La obesidad es una enfermedad crónica, que, en la actualidad, suele iniciarse en la infancia y la adolescencia y que se ha situado entre las enfermedades no transmisibles de mayor incidencia en nuestro país. Sus consecuencias no se limitan al ámbito individual, sino que afectan también a los ámbitos sanitario y económico. Los niveles alcanzados se han convertido en una amenaza para la sostenibilidad del sistema de salud, convirtiéndose en un problema importante de salud pública.

Son muchas las causas del sobrepeso y la obesidad infantil, casi siempre interrelacionadas entre sí: factores genéticos, hormonales, estilos de vida e influencias ambientales. Sin embargo, se ha observado que el estilo de vida es el factor de riesgo más elevado. Este incremento alarmante de las tasas de obesidad y sobrepeso tiene mucho que ver con los cambios profundos que se han producido en los hábitos de alimentación y con el abandono de nuestra dieta tradicional. El consumo de alimentos procesados y bebidas azucaradas han ido relegando el consumo de productos frescos mucho más saludables. En este sentido, el papel de las familias y de los y las docentes es fundamental para educar en hábitos de alimentación saludables y reducir, así, las tasas de obesidad.

Prevenir la obesidad infantil

La eficacia del tratamiento de la obesidad es limitada, por eso es imprescindible abordar esta grave problemática a través de la prevención en la infancia mediante la promoción de hábitos y comportamientos
saludables. Es verdad que nuestro ritmo de vida ha provocado que, por ejemplo, dejemos de comer en familia y que se reduzcan esos momentos compartidos en los que ir construyendo unas rutinas de alimentación adecuadas. No obstante, durante el día se presentan muchas oportunidades para poder ir educando a tus hijos e hijas. Solo hay que prestar atención y aprovecharlas 😉. Aquí te dejamos algunas ideas:


No se echa de menos lo que no se conoce. Como sabes, el paladar se educa y está en nuestras manos decidir qué damos a probar a nuestros hijos e hijas. Una manera de evitar la pasión por los alimentos menos saludables es retrasar el momento de que los deguste por primera vez. En edades tempranas no es necesario que tomen productos lácteos azucarados o refrescos, ¿no pensáis lo mismo?
● Es importante informar y explicar a los más pequeños la importancia de mantener una dieta variada y equilibrada para cubrir las necesidades nutricionales. Poco a poco, serán ellos y ellas quienes demanden alimentos saludables.
Si entra por el ojo, se come mejor. Saludable no quiere decir aburrido. Sabemos que es complicado encontrar tiempo, pero, a veces, solo es necesario un poco de creatividad para hacer un plato atractivo y divertido: colocar los trozos de fruta formando una carita sonriente, simular un pequeño huerto en el que ellos tienen que ir “limpiando” las hojas o los vegetales caídos, una melena que hay que ir cortando… ¡Cualquier idea sirve para conquistar su vista y después su estómago! 😉
Haz que participen en las decisiones sobre los menús de la familia y, si pueden ayudar a prepararlos, mucho mejor. Sentirse parte del proceso ayudará a que pongan menos pegas a lo que se encuentren en el plato.
Ejercicio en familia. A todos nos viene bien un poco de movimiento, desde un paseo o una vuelta en bici hasta un partido de tenis. No hay nada como servir de ejemplo para que incorporen la actividad física a su rutina diaria.

Hay muchas maneras de combatir la obesidad desde el núcleo familiar. Seguro que se te ocurren muchísimas propuestas. ¿Por qué no venís a hacer la compra en familia para mostrarles de primera mano las bondades de los productos frescos y saludables?

Deja un comentario