Datos curiosos para alegrarte el Blue Monday

Se acerca el Blue Monday y este año, en Gadis, en lugar de aportar algún que otro consejo para sobrellevarlo, nos hemos propuesto darte una nueva perspectiva para arrancarte una sonrisa y combatir esa supuesta depresión que conlleva. Hace ya quince años que la fórmula del psicólogo Cliff Arnall estableció el tercer lunes de enero como el día más triste del año. En el cálculo, se tuvieron en cuenta variables como el clima, los días transcurridos desde Navidad, el grado de cumplimiento de los propósitos de año nuevo, la temida cuesta de enero o el tiempo que faltaba para que llegasen las siguientes vacaciones. Así, se presentó una ecuación matemática cuyo resultado ya conoces. Pero ¿es el famoso lunes el día más triste del año?

Es verdad que el final de un periodo de descanso en el que has ido acumulando gastos puede mermar tu ánimo, pero tampoco son factores que confluyan únicamente en enero, ¿no te parece? Aquí te dejamos algunos datos curiosos que pueden desmontar este planteamiento y quizá consigan que afrontes con alegría el próximo 20 de enero.

¿Sabías que la fórmula era parte de una campaña publicitaria?

Detrás de la fórmula presentada por Arnall, se encontraba una campaña publicitaria que buscaba aumentar las ventas de una agencia de viajes. La agencia de publicidad Porter Novelli ideó una estrategia para Sky Travel que tenía como base el hecho de que, si la gente cree estar especialmente triste, seguramente aumente su disposición a planear y reservar sus próximas vacaciones para levantar su ánimo. Tras contactar con varios psicólogos, logró que Arnall -en aquel momento vinculado a la Universidad de Cardiff- respaldase la campaña asumiendo la autoría del estudio y lanzó una nota de prensa que anunciaba el hallazgo de la fórmula que convirtió al tercer lunes de enero en el día más triste del año. ¿Qué mejor manera de superarlo que programar una escapada? Esa era la invitación con la que remataban el anuncio y pretendían incrementar las ventas de enero. ¿Te habría convencido?

Una fórmula poco matemática

La fórmula supuestamente propuesta por Cliff Arnall carece de sentido matemático. Calcula el resultado en función de una ecuación aleatoria en la que se mezclan factores climáticos, económicos, temporales y motivacionales sin referirse a unidad alguna para su cálculo:

[W+(D-d)]xTQ/MxNA)

En donde W se refiere al clima; D son tus deudas; d es tu sueldo; T, el tiempo transcurrido desde Navidad; Q, el tiempo que ha pasado desde que has intentado lograr una meta sin éxito; M, tu motivación; y NA, la necesidad de emprender acciones para cambiar lo negativo.

Como ves, en esta ecuación producto del marketing se mezclan elementos que no son comparables y hay factores temporales muy variables. Por ejemplo, dependiendo del momento en el que se realice el cálculo, el tiempo transcurrido desde Navidad es distinto. Además, teniendo en cuenta la naturaleza de algunos de los elementos contemplados, cabría pensar que el resultado tendría que ser individual. Es decir, cada persona tendría su propio Blue Monday, que ni siquiera tendría que ser lunes ¿O es que todos realizamos los mismos gastos y obtenemos los mismos ingresos? ¿O abandonamos nuestros malos hábitos y nos rendimos al mismo tiempo? ¿Y qué, del clima? ¿Es igual año tras año y en todas partes? Parece evidente que la fórmula obedecía más a intereses comerciales que a una voluntad real por identificar el día más triste del año, pero ¿serías capaz de calcular el tuyo? ¿Te animas a proponer tu propia fórmula?

Blue Monday, un hito en la historia de la música

Los lunes suelen considerarse el día más duro de la semana, por eso ya había quien le cantaba al Blue Monday antes de la consolidación del concepto en 2005. Tomando el título de la canción que popularizó Fats Domino en la década de los 50, New Order publicó, en 1983, el sencillo que supuso un hito en la música electrónica, convirtiéndose en una de las canciones más importantes de los 80 y en el single de 12 pulgadas más vendido de la historia.

Esa canción responde, en cierta medida, al concepto de Blue Monday del que estamos hablando porque rinde tributo al día más triste de las vidas de los integrantes del grupo. Tras el suicidio de Ian Curtis que tuvo lugar un domingo, los miembros de Joy Division se reunieron a la mañana siguiente para decidir el rumbo de la banda. Decidieron crear un nuevo proyecto totalmente distinto al anterior al que bautizaron como New Order, que nació un lunes, el día más triste de sus vidas por la pérdida de su amigo. Blue Monday es la primera canción que surgió de esa nueva andadura y que proponía un nuevo concepto de música de baile que tuvo un gran impacto en la música pop y electrónica. Sin embargo, la composición no sucumbe a la tristeza, ya que el discurso oscuro de la canción es rebatido por su ritmo brillante que invita a bailar. Es una forma de superar el drama y comenzar de nuevo tras ese lunes trágico. Una buena actitud para afrontar el Blue Monday, ¿no crees?

El antídoto para el Blue Monday

Al igual que el Black Friday o el Cyber Monday han calado ya en la sociedad, parece que cada vez está más interiorizado que el tercer lunes de enero es el día más triste del año. Si bien es cierto que el Blue Monday ha sido una manera de ayudar al comercio a paliar la cuesta de enero, ya que se realizan algunas compras que mitigan la tristeza de ese lunes, también es una oportunidad para buscar motivos para sonreír.

¿Por qué no aprovechas la excusa del Blue Monday para hacer un esfuerzo y encontrar razones para alegrarte? ¿Se te ocurre alguna idea? ¡Nos encantará que nos la cuentes!

Deja un comentario