Cocinar con alimentos básicos

Muchas veces, pensamos que, para que nuestros menús estén deliciosos, necesitamos una despensa muy variada o incluso añadir algún ingrediente “exótico”. ¡Nada más lejos de la realidad! Hay comidas muy sabrosas que pueden prepararse con unos cuantos alimentos básicos. Tal vez hayas caído en la cuenta durante estas semanas de confinamiento en las que no has podido salir a comprar con la frecuencia que lo hacías. Desde Gadis queremos ayudarte a mantener una dieta saludable, equilibrada y sostenible. Por eso, hoy vamos a compartir cuatro recetas con ingredientes recurrentes en tu cocina que podrás preparar con facilidad y que no defraudarán ni al comensal más exquisito. Queremos que pruebes a cocinar con alimentos básicos, sacándoles el máximo partido.

Cocinar con alimentos básicos

Una buena despensa cuenta con un “fondo” de alimentos básicos de los que siempre deberías tener stock porque te pueden sacar de cualquier apuro. Si tienes esa base, solo necesitarás hacer alguna compra de producto fresco o quizá algún ingrediente más específico para completar la receta. Estos alimentos no solo serán tus comodines para solventar más de una comida o una cena, sino que también contribuirán a que tu alimentación sea variada y saludable.

¿Y cuáles son esos imprescindibles? La lista puede variar un poco en función de las preferencias y el tipo de dieta de cada persona, pero hay una base común que podría ser esta:

  • Huevos. Son un elemento clave en cualquier despensa por su versatilidad. Puedes usarlo como base de la receta, para preparar salsas, masas y también postres.
  • Lácteos. No solo suelen consumirse al desayuno, sino que también son un ingrediente presente en múltiples recetas.
  • Legumbres. Puedes adquirirlas listas para consumir y ahorrarte bastante tiempo de preparación. Son aptas para ensaladas, platos de cuchara o como guarnición. Sencillo, rápido y con mucho aporte de nutrientes 😉
  • Patatas. Son un básico en muchas cocinas del mundo. Puedes prepararlas de infinitas maneras y aguantan más tiempo aptas para el consumo que otras hortalizas.
  • Arroz/Pasta. Pueden prepararse en ensalada, como acompañamiento o ser protagonistas del plato.
  • Verduras y hortalizas. Son imprescindibles en tu alimentación. Puedes consumirlas frescas o congeladas. Por ejemplo, la cebolla y el ajo son la base de muchas recetas (sofritos, salsas, sopas, etc.) y puedes elegir aquellas que más te gusten para preparar ensaladas, cremas, pisto, guarniciones o servirlas a la plancha.
  • Fruta. Otro de los básicos de tu alimentación. Elige la que más te guste y puedes tomarla sola o añadirla a alguna ensalada, por ejemplo.
  • Aceite de oliva. Es un elemento clave para cocinar, para aliños y para salsas.
  • Hierbas aromáticas y condimentos. Te ayudarán a aportar sabor y diversidad a tus platos.

En las recetas que te proponemos, partimos de ese grupo de alimentos básicos a los que tal vez necesites incorporar algún ingrediente. Son propuestas fáciles de preparar y te ayudarán a cocinar menús variados sin necesidad de ir más veces a la compra.

Cuatro recetas para cocinar con alimentos básicos

1. Shakshuka

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 500 g tomate
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • 1 cucharadita guindilla
  • Pimienta recién molida

Preparación:

  • Tritura el tomate.
  • Pica la cebolla y el ajo.
  • En una sartén, pon un poco de aceite y sofríe la cebolla a fuego medio entre 5 y 10 minutos hasta que esté tierna y traslúcida. Añade el ajo y sofríe un minuto más.
  • Añade la guindilla, el tomate triturado, la sal y la pimienta y deja cocer a fuego lento durante 10 minutos o hasta que la salsa se reduzca ligeramente y espese.
  • Cocina los huevos en la salsa de tomate entre 5 y 8 minutos en función de cómo te gusten.

2. Arroz griego con espinacas y feta

Ingredientes:

  • 600-700 g espinacas
  • 300 g arroz basmati
  • 300 g queso feta
  • 3 dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra (2 cucharadas)
  • Sal
  • Pimienta recién molida

Preparación:

  • Calienta el aceite en una olla y añade el ajo cortado en láminas. Sofríe a fuego medio 2 minutos o hasta que desprenda su aroma y esté tierno.
  • Añade las espinacas por tandas, y cuécelas unos 5 minutos hasta que reduzcan su volumen. Baja el fuego al mínimo y añade el arroz encima. Tapa la olla y cuece todo de 15 a 20 minutos. El arroz se hará con el agua que suelten las espinacas.
  • Comprueba un par de veces que las hojas no se pegan al fondo de la olla. Si se pegasen, añade un chorrito de agua.
  • Cuando el arroz esté hecho, salpimenta al gusto, desmenuza el queso feta y colócalo encima. Puedes moler un poco de pimienta negra y añadir un chorrito más de aceite de oliva.

3. Ensalada de alubias

Ingredientes:

  • 200 g alubias (pueden ser de bote)
  • 3 tomates ensalada
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 1 pepino
  • 2 aguacates
  • 1 cebolla
  • Queso fresco
  • Aceite de oliva virgen extra (2 cucharadas)
  • Sal
  • Pimienta recién molida

Preparación:

  • Cuece las alubias o utiliza un tarro de alubias cocidas y escúrrelas.
  • Pica el tomate, los pimientos, el pepino, los aguacates y la cebolla y mezcla todo bien.
  • Añade las alubias y unos dados de queso fresco.
  • Salpimenta al gusto y aliña con el aceite de oliva.
  • ¿Quieres servirla de una manera original? Hazlo sobre una tortilla de trigo o de maíz.

4. Ensalada de frutas

Ingredientes:

  • Brotes tiernos
  • Germinados
  • 150 g fresa
  • 2 aguacates
  • 1 mango
  • Aceite de oliva virgen extra (2 cucharadas)
  • Vinagre de módena
  • Sal
  • 1 cucharadita de miel de caña
  • Jamón serrano o ibérico (opcional)

Preparación:

  • En un bol, pon como base una mezcla de brotes tiernos y germinados.
  • Lava las fresas y pela los aguacates y el mango. Corta la fruta en trozos.
  • Añade la fruta al bol. Si quieres algo de proteína animal, puedes optar por unas lascas de jamón serrano o ibérico.
  • Prepara el aliño con dos cucharadas de aceite de oliva, una cucharada de vinagre de módena, una cucharadita de miel de caña y una pizca de sal.
  • Mezcla bien y añade el aliño antes de remover la ensalada.
  • En esta receta, hemos optado por fruta de temporada, pero puedes ir variando en función de tus gustos o sustituir alguna por algún fruto seco.

¿Has recurrido a los alimentos básicos como truco para sobrevivir esta cuarentena? ¿Te has inventado alguna receta? ¡Estamos deseando que la compartas con nosotrxs!

Deja un comentario