GNOCCHI ALLA ROMANA

Plato
Este popular plato, original de la italiana zona del Piamonte e igualmente muy aceptado por toda Sudamérica, es muy poco frecuente en nuestras cocinas. Su origen responde al incremento de impuestos que en el siglo XVI sufrió la harina, como solución económica para paliar el hambre, tomándose la alternativa de cocinar con patata o sémola.Como la mayoría de las recetas italianas, es plato económico de cómoda preparación y con un resultado de lo más apetitoso.
 Grado de dificultad: fácil
 Tiempo: 40 minutos
 Comensales: 6 personas
 Mejor temporada: Primavera

 Voy a Gadis y compro

200 gramos de sémola
100 gramos de queso ricota o parmesano rallado en polvo
3⁄4 litros de leche
Sal
Pimienta blanca
Para la salsa bechamel: Mantequilla, harina, sal, leche, nuez moscada.

 Preparación

1. Ponemos a hervir la leche y, cuando comienza a borbotear, incorporamos la sémola, el queso y la sal. Dejamos que cueza hasta que no se note el granulado de la sémola, tiempo que rondará los 10 minutos. Es aconsejable remover con una cuchara de madera para evitar que se pegue al fondo y se queme. 
2. Lo volcamos en una fuente y  lo dejamos enfriar. 
3. Cuando haya enfriado hacemos bolitas del tamaño de una aceituna grande. 
4. Las ponemos en una fuente de horno y  las cubrimos de bechamel, a la que habremos añadido un poco de salsa de tomate. Espolvoreamos por encima un poco de queso rallado y les daremos un golpe de horno, para que se doren. 
5. Las servimos en la misma fuente, muy calientes.

 El chef recomienda

Originalmente este plato se prepara con patata cocida y machacada con un tenedor, siguiendo proceso similar al de la receta descrita. Era un plato ‘de pobres’, de ahí que en Italia todavía existe la costumbre de tomarlo siempre el 29 de cada mes, bien por un milagro atribuido a San Pantaleón, bien porque ya no alcanzaba la economía doméstica para cocinar otro plato.Originalmente este plato se prepara con patata cocida y machacada con un tenedor, siguiendo proceso similar al de la receta descrita. Era un plato ‘de pobres’, de ahí que en Italia todavía existe la costumbre de tomarlo siempre el 29 de cada mes, bien por un milagro atribuido a San Pantaleón, bien porque ya no alcanzaba la economía doméstica para cocinar otro plato.

 Acompañamiento para brindar

“Un vino bueno a buen precio”, es así como podríamos definir a este caldo de las bodegas Dehesas Viejas de la D.O. Ribera del Duero, elaborado con tinta del país.  Posee un color picota levemente anaranjado, con aromas de cereza, vainilla y madera.

¿Desde qué comunidad nos visitas?

GALICIA
CASTILLA Y LEÓN

Enviando datos...

X

Recibe gratis diariamente las Oportunigadis en tu correo electrónico. Por ser suscriptor entrarás en el sorteo de un vale de compra de 50€ al mes.

Declaro haber leído la política de protección de datos

¿Desea ver el folleto o descargarlo?

Ver folleto
Descargar folleto