noticia Miércoles 09 Diciembre 2020

En Navidad, todo suele girar en torno a la mesa. Y, aunque este año no será tan multitudinario como los anteriores, eso no quiere decir que dejamos de lado nuestras tradiciones.
En este post tenéis dos ideas más de postres navideños, un poco más laboriosas que las del post anterior, pero las que, sin ninguna duda, valen la pena.
¿Estás preparadx?

NIVEL 4: MANZANAS ASADAS AL RON CON CREMA MASCARPONE

Las manzanas asadas son, a veces, uno de los grandes olvidados cuando pensamos en postres. Te traemos una interesante variante aromatizada con ron, canela y con un contraste de sabores con el queso mascarpone.
Para comprar en GADIS:
  • 4 manzanas reinetas grandes
  • 200g de azúcar moreno
  • 80g de mantequilla
  • 150g de mascarpone
  • 160ml de nata para montar
  • 150ml de agua
  • Vaina de vainilla
  • Canela en rama
  • Ron
Preparación:
Lavamos bien las manzanas, retiramos el centro con un descorazonador y nos quedamos con ambos extremos, que nos servirán de tapas. Realizamos un corte horizontal por el centro de la manzana, profundizando ligeramente para que no explote en el horno.
Ablandamos la mitad de la mantequilla en un bol y pintamos la bandeja del horno con ella. A continuación, espolvoreamos una cucharada sopera de azúcar sobre la mantequilla.
Ponemos en un recipiente el queso mascarpone y lo removemos para que pierda algo de consistencia. Añadimos los granos de la mitad de la vaina de vainilla.
Por otro lado, montamos la nata en un recipiente con unas varillas, añadiendo 30g de azúcar. Una vez esté firme, añadimos el mascarpone poco a poco con movimientos envolventes para que la crema no pierda la textura. Tapamos el recipiente con un film y metemos en la nevera.
Ponemos las manzanas sobre la bandeja de hornear, colocándoles la tapa inferior. Por el orificio superior introducimos el resto de la mantequilla cortada en dados. Cerramos con la tapa superior. Bañamos las manzanas con un buen chorro de ron e introducimos en el horno previamente precalentado a 170ºC. El tiempo total de cocción rondará los 45-50 minutos.
Para aromatizar las manzanas durante su horneado, ponemos en un cazo los corazones de la manzana, el agua y el azúcar restante. Añadimos también un trozo de canela en rama y la vaina de vainilla. Lo llevamos al fuego y cocemos durante unos pocos minutos, hasta que se reduzca y gane cuerpo. Retiramos del fuego, tapamos y dejamos infusionar 10 minutos.
A la mitad de cocción de las manzanas, las sacamos del horno y bañamos con el jugo del fondo de la bandeja. Añadimos la mitad de la mezcla que hemos preparado y volvemos a introducir en el horno, subiendo la temperatura a 200ºC.
Pasados otros 15 minutos, añadimos el resto del jugo y subimos a 220ºC y terminamos el asado, bañándolas con el líquido constantemente.
Dejamos que las manzanas se templen y emplatamos, colocando la crema de mascarpone bien fría a modo de cama y posando la manzana sobre ella, aprovechando el jugo que queda en la bandeja y echándoselo por encima.

NIVEL 5: ROSCÓN DE REYES

El roscón de reyes es, sin lugar a duda, el clásico entre los clásicos de las sobremesas navideñas. ¿Qué te parece si este año lo haces tú en tu casa? Te traemos una receta súper sencilla que te permite hacerlo en pocos pasos y sin masa madre.
Para comprar en GADIS:
  • 300g de harina de fuerza
  • 1 huevo grande
  • 25g de levadura fresca
  • 100ml de leche entera
  • 80g de azúcar
  • 80g de mantequilla
  • 1 naranja
  • 1 limón
  • 30ml de aroma de azahar
  • Sal
  • Fruta escarchada, guindas en almíbar o decoración al gusto.
Preparación:
Calentamos un poco la leche y disolvemos la levadura fresca. Añadimos una cucharada grande de la harina, lo mezclamos bien y tapamos. Dejamos que repose 15 minutos.
En un bol hondo echamos la harina, el azúcar, el aroma de azahar, las ralladuras de la naranja y el limón, el huevo, la sal y la mantequilla (previamente ablandada y batida). Vamos mezclando con las manos (te recomendamos usar guantes de látex para que te sea más fácil) y añadiendo poco a poco la mezcla que tenemos en reposo.
Cuando la masa esté bien mezclada, la dejamos en el bol 40 minutos para que repose hasta que doble su volumen. Ten en cuenta que, en este momento, la masa tiene que ser pegajosa. Vuelve a amasar con las manos. La mezcla tomará algo más de cuerpo, pero seguirá siendo pegajosa.
Para darle forma, puedes hacerlo con un molde o, simplemente, haciendo la forma del roscón manualmente y utilizando un aro de emplatar o cualquier recipiente apto para horno con forma redonda para poner en el centro y que, cuando crezca, no se una.
Dejamos reposar el roscón en el horno a 30ºC durante media hora. Colocas la fruta escarchada, almendras laminadas o la decoración que más te guste y lo horneas a 170ºC durante media hora. A media cocción, lo sacamos para pintarlo con yema de huevo mezclada con leche y azúcar. ¡Y listo!