noticia Miércoles 09 Diciembre 2020

Ya estamos en diciembre. La Navidad ya está a la vuelta de la esquina y empezamos a pensar en los menús para las fechas especiales.
Aunque después de este año extraño en nuestras vidas las fiestas no vayan a ser iguales, no podemos dejar de aprovechar para reunirnos con los nuestros alrededor de la mesa y disfrutar de una buena comida.
Y como queremos endulzaros el final (y comienzo) de año, en esta ocasión os traemos 5 recetas de postres inspirados en la Navidad, por niveles de dificultad, que podéis preparar en familia. ¿Empezamos?

NIVEL 1: ABETOS DE HOJALDRE Y CHOCOLATE

Si quieres que los más peques de la casa ayuden a preparar uno de los postres navideños, ¡estos abetos son la solución!
Para comprar en GADIS:
  • 2 láminas de hojaldre
  • 200g de chocolate negro fondant
  • 300ml de nata para montar
  • 50g de azúcar
  • Azúcar glas
Preparación:
Trocea el chocolate y ponlo en un cazo, con nata y azúcar. Caliéntalo al baño María, sin dejar de remover con una espátula de madera hasta que esté derretido. Retira, deja enfriar, introduce en una manga pastelera y mételo en la nevera.
Precalienta el horno a 180º.
Extiende los hojaldres en la mesa. Con un cortador de galletas con forma de abeto (o bien con un abeto recortado en un papel de horno), corta las formas en el hojaldre.
Forra la bandeja del horno, dispón los hojaldres y pínchalos con un tenedor. Cúbrelos con más papel de horno y coloca encima otra bandeja para que no suban durante la cocción. Hornea durante 15 minutos. Sácalos y déjalos enfriar.
Pon la mitad de los abetos en una fuente y reparte encima el relleno, cubriendo toda la superficie. Coloca las tapas encima, con cuidado de que no se aplaste el relleno y espolvoréalo con azúcar glas.
¡A comer!


NIVEL 2: MOUSSE DE CAVA

El cava, y los espumosos en general, son una de las bebidas por excelencia de estas fiestas, pero, ¿qué tal si le damos una vuelta y lo convertimos en postre? ¡Apunta!
Para comprar en GADIS:
  • 4g de gelatina en polvo
  • 75ml de nata líquida
  • 50ml de cava
  • 2 claras de huevo
  • 50g de azúcar glas
Preparación:
Ponemos en un cazo la nata y el azúcar y llevamos a ebullición. Retiramos del fuego, agregamos la gelatina, removemos y vertemos el cava. Dejamos templar unos minutos mientras montamos las claras a punto de nieve.
Cuando la mezcla líquida tenga algo de cuerpo y se haya atemperado, agregamos un tercio de las claras montadas sin mucho cuidado, para que ambas mezclas vayan teniendo textura similar. Terminamos de unir todas las caras procurando que no se baje el volumen.
Vertemos en los recipientes de presentación y refrigeramos durante al menos 3 horas. Decoramos al gusto antes de servir.


NIVEL 3: TARTA DE TURRÓN BLANDO

El turrón es uno de los grandes protagonistas de las Navidades, ¡pero no tiene por qué tomarse siempre en tableta!
Os traemos una receta de tarta de turrón blando fácil, rápida y sin horno, para que puedas preparar un postre digno de admirar cuando tienes poco tiempo.
Para comprar en GADIS:
  • 150g de galletas tipo María
  • 75g de mantequilla
  • 300ml de nata para montar
  • 200ml de leche
  • 250g de turrón blando
  • 1 sobre de cuajada
  • Almendras
  • Azúcar blanco
  • Aceite de oliva
Preparación:
Para preparar la base de la tarta, tritura las galletas hasta que queden pulverizadas. Pon la mantequilla en un bol a parte y caliéntala hasta que se funda. Añade al bol las galletas picadas y mézclalo todo.
Cubre la base de un molde desmontable con papel de horno y cierra el molde de forma que el papel quede enganchado. Vierte la mezcla en la base del molde y presiona para que quede compacta y lisa. Mételo en la nevera mientras preparas el relleno.
En un recipiente vierte el sobre de cuajada con un poco de la leche y remueve hasta que se mezcle.
En una cazuela, vierte la nata, el resto de la leche y el turrón blando. Ponlo a fuego medio hasta que llegue a ebullición mientras remueves suavemente y de forma continua para que no queden grumos en la mezcla y evitando que se pegue al fondo. Vierte la cuajada disuelta y mézclala bien. Cuando vuelva a hervir, aparta del fuego.
Saca el molde de la nevera, pon una capa de papel de horno por el lateral y vierte en el interior la mezcla de la tarta. Deja el molde fuera de la nevera hasta que el relleno se enfríe y, posteriormente, refrigera durante por lo menos 4 horas.
Pica las almendras, echa 3 cucharadas en una sartén con aceite a fuego medio/bajo y remuévelas hasta que se doren. Echa la mitad de cantidad de azúcar que la que echaste de almendras y mézclalas bien hasta que se caramelicen. Deja que enfríen en un recipiente de cristal. Cuando estén, sepáralas y coloca encima de la tarta.

¿Te han gustado estas recetas fáciles de postres navideños? ¡Si quieres ver más ideas, sigue leyendo!