noticia Martes 18 Mayo 2021
Es posible que hayas oído hablar muchas veces del brunch, pero nunca has hecho uno, o igual ya eres una de esas personas que, una vez lo prueba, se ha enganchado.
El brunch es esa comida que se toma sobre las 12-1 y que, para resumir, sería un desayuno tardío o una comida temprana, y en la que se mezclan los dulces y salados con cafés, infusiones o cócteles.
Levantarse tarde y preparar un brunch es un planazo para la primavera. Además, ¡así tienes toda la tarde libre y aprovechas las horas centrales del día, que ahora son a las que más a gustito se está, para dar un paseíto!
En nuestro post anterior ya os proponíamos tres recetas infalibles para hacer un brunch de 10, pero todavía nos falta algo: un picoteo para el centro de la mesa y un cóctel espumoso. ¡Allá vamos!

Tzatziki y humus de lentejas con crudités

Tooooooodxs conocéis el humus de garbanzos, ¿pero conocíais el de lentejas? Junto al tzatziki, es una alternativa riquísima para cualquier brunch o picoteo.

Ingredientes:

Para el tzatziki:
•    2 yogures griegos sin azúcar
•    1 pepino
•    1 cucharada de aceite de oliva
•    Menta (o hierbabuena)
•    1 diente de ajo
•    Limón
•    Pimienta negra

Para el hummus de lentejas:
•    400g de lentejas cocidas
•    1 diente de ajo
•    40g de semillas de sésamo (tostadas o sin tostar)
•    10 almendras
•    5g de comino
•    Medio limón
•    Aceite de oliva virgen extra
•    10ml de agua
•    Cilantro
•    Sal

Para las crudités:
•    Zanahorias
•    Pimiento rojo y verde
•    Apio

Empezamos con el tzatziki: pelamos el pepino y lo lavamos bien. Lo rallamos muy finito hasta que quede una especie de puré de pepino. Lo salamos ligeramente y lo dejamos en un escurridor o en un colador para que vaya soltando el agua.
En un cuenco mezclamos el yogur, el aceite, el diente de ajo picado, el zumo de medio limón pequeño, menta fresca picada (o hierbabuena) y una pizca de sal y pimienta.
Por último, incorporamos el pepino bien escurrido, removemos suavemente y servimos frío. Lo ideal sería dejarlo reposar un par de horas en la nevera para que esté más frío y denso.

Llega el momento del hummus: cogemos una sartén y tostamos las semillas de sésamo (en el caso de que no las tengamos ya tostadas), con cuidado de que no se quemen. Mientras, exprimimos el medio limón y, si usamos lentejas en conserva, las lavamos.
Echamos todos los ingredientes en el vaso de la batidora: las lentejas, el diente del ajo sin el germen, las semillas de sésamo, las almendras crudas, el comino, el zumo de limón, unas hojas de cilantro fresco, dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra, el agua y una cucharadita de sal. Trituramos hasta tener una masa homogénea.

¿Y con qué acompañamos? ¡Con crudités!
Lavamos muy bien las verduras, pelamos la zanahoria y cortamos todo en palitos finos.

Pink lemonade mimosa

Llegó el momento de ponernos un poco elegantes y hacer un cóctel espumoso. En vez de las típicas mimosas, hemos decidido hacer un pequeño twist en el que añadimos fruta de temporada:

Ingredientes (para 5 personas):
•    200g de hielo
•    60ml de zumo de limón exprimido
•    100g de fresas
•    200ml de espumoso

Poner en el vaso de la batidora el hielo, el azúcar, el zumo de limón y las fresas. Trituramos todo varios segundos.
Servir en copas flauta y rellenar con el espumoso.