noticia Lunes 07 Diciembre 2020

Volvemos a ser pioneros  con una medida encaminada a limitar el empleo de materiales de un único uso en los puntos de venta. Ya tenemos a disposición de nuestros clientes bolsas 100% biodegradables, compostables, reciclables y reutilizables en todas las secciones de producto fresco. Es un nuevo avance en nuestra política medioambiental.

Estas bolsas están elaboradas a partir de la fécula de la patata, que ofrece numerosas ventajas para la fabricación de bioplásticos. Una de las características más destacadas es que una bolsa como las que ofrecemos en los supermercados Gadis desaparece en menos de 180 días sin efectos contaminantes para el medio ambiente.  Su modelo de producción se basa en la economía circular, ya que su capacidad para el compostaje permite su conversión en abono para la agricultura biológica.

Para su reciclaje, deben ser depositadas en los contenedores de color marrón, destinados al material orgánico.

Llevamos a cabo esta nueva medida después de la gran aceptación que han tenido las bolsas de papel reciclado gratuitas y las de malla reutilizables de múltiples usos para adquirir en las secciones de frutas y verduras, que se generalizaron durante el 2019.

Siempre tratando de ofrecer alternativas de compra más sostenibles en los puntos de venta, consciente de la sensibilidad de nuestros clientes por el cuidado del medio ambiente, continuamos aplicando innovaciones que garantizan la seguridad alimentaria y la trazabilidad de los productos.

La sostenibilidad es una de las claves de la filosofía empresarial de GADISA. Como parte de esta estrategia está el plan de reciclaje y reutilización de materiales que llevamos a cabo desde hace años y que, en cada ejercicio, mejora los datos. Las cifras de 2019 constatan que  reciclamos 7.710 toneladas de cartón, 803 de plástico y 212 de madera. Los movimientos de cajas de plástico, que evitan el uso de otros recipientes, ascendieron a 5,58 millones.

En el marco de esta política medioambiental también recogemos el impulso a las compras de proveedores de km 0, que permiten una optimización de las rutas de carga y transporte reduciendo las emisiones de CO2 a la atmósfera. Asimismo, estamos implantando medidas de eficiencia energética tanto en los puntos de venta como en las plataformas logísticas y en la sede central, dotando a los nuevos establecimientos de equipos de frío, climatización e iluminación de última generación.