Volcado de piña

Postre
El volcado de piña es uno de los pasteles más tradicionales de los países de América Latina. Su preparación es muy sencilla y sabor exquisito.
 : Fácil-Media
 : 30 minutos
 : Cuatro personas
 : Invierno

 

  • Una lata de piña
  • Un bote de guindas en almíbar
  • Una taza grande de azúcar moreno
  • 100 Gramos de mantequilla
  • Para el bizcocho: 5 huevos, una taza grande azúcar, media taza grande harina y una cucharada de Royal

 

  1. Primero se prepara un bizcocho. Batimos a punto de nieve las cinco claras y, cuando ya están, se les añade el azúcar, las yemas, la harina y el Royal. 
  2.  A continuación, derretimos la mantequilla y la ponemos en el fondo de un molde, espolvoreando todo de azúcar moreno y procurando que quede bien repartido por todo el fondo, apretándolo bien.
  3. Se distribuyen las rodajas de piña poniendo, en el centro de cada una, una guinda.
  4. Se rellena el molde con la masa del bizcocho y se mete a horno precalentado a 180º durante una hora.
  5. Se voltea y se sirve.

 

Puede prepararse igualmente con fruta natural, añadiendo fresas o cerezas deshuesadas. La nata montada es un buen acompañamiento para este postre.

 

El cava semiseco Cordón Negro de las bodegas Freixenet, es alegre, ligero y muy apreciado por su frescura. Perfecta combinación con la piña, protagonista del postre.


Barbarois de naranja

Postre
¡Que delicia de postre! Con aroma a naranja recién exprimida este postre es suave y delicioso.
 : Media
 : 30 minutos
 : Seis personas
 : Invierno

 

  • 4 Huevos
  • ¼ Kilo de azúcar
  • 6 Naranjas
  • Un limón
  • 4 Colas de pescado
  • Mantequilla

 

  1. Exprimimos las naranjas y el limón.
  2. Ponemos las colas de gelatina a remojo con un poco de agua.Se deshacen poniéndolas al baño de María.
  3. Incorporamos el zumo de limón y naranja. Colamos.
  4. Se baten las yemas de los huevos con el azúcar y se les añade el líquido, uniéndose bien.
  5. Se pone en la nevera y, cuando empieza a cuajar, se saca y se añaden las claras que previamente se han batido a punto de nieve. Finalmente, se echa toda la mezcla en un molde en forma de corona untadode mantequilla.

 

Siguiendo esta receta, y con las variantes que exija la fruta seleccionada, se pueden hacer babarois de mandarina, piña y un largo etcétera.Recomendamos también decorar este refrescante postre con nata montada. 

 

Las bodegas Vinigalicia han presentado un delicioso vino dulce con un acentuado sabor a castaña bajo la denominación de María Castaña que no dudamos en aconsejar para acompañar a este postre.


Natillas con puré de frambuesa

Postre
Las clásicas natillas, a través de esta fórmula tan sencilla, se ven realzadas, constituyendo un postre original y apetitoso.
 : Media
 : 30 minutos
 : Seis personas
 : Verano

 

  • 100 Gramos de frambuesas
  • 6 Yemas de huevo
  • ½ Litro de leche
  • 150 Gramos de azúcar
  • Monda de limón
  • 1 Palo de canela

 

  1. Ponemos a hervir medio litro de leche junto a una monda del limón y el palito de canela, dejándose cocer durante un momento.
  2. En un cazo, mejor que no sea de aluminio, batimos bien las yemas y el azúcar, cuidando de revolver con una cuchara de madera. Cuando ya están bien batidas, se les va añadiendo poco a poco la leche. 
  3. Una vez que tenemos todo bien mezclado, lo acercamos al fuego, revolviendo sin parar con la cuchara para evitar que se corte. Antes de comenzar a hervir, cuando desaparece de la superficie la espuma y la cuchara sale empañada de una capa delgada, se retira del fuego. 
  4. Mientras se enfrían las natillas vamos triturando las frambuesas, procurando seleccionar las que están más maduras, añadiéndoles un poco de azúcar y unas gotas de zumo de limón. Se pasan entonces por el chino, a fin de que queden en un puré muy suave.
  5. Por último, servimos todo en un recipiente individual que no sea demasiado hondo, poniendo un poco de natilla y, en el centro, tres cucharaditas del puré de frambuesa.

 

Para evitar que las natillas se corten tan fácilmente, se les puede poner una cucharadita de maizena. Por otro lado, en el caso de no encontrar frambuesas, se puede hacer un puré de fresas siguiendo los mismos pasos.

 

Un vino de Moscatel o un Pedro Ximénez combinan bien con este singular postre que mezcla la amargura de la fruta con el dulzor de la natilla.


Pastel de chocolate

Postre
Antes de comenzar con esta original receta, una interesante variante de los pasteles de chocolate, queremos advertir que el molde donde se vaya a preparar, ya sea grande o en pastelitos individuales, no debe ser demasiado alto, ya que el chocolate debe quedar muy jugoso por dentro. Aunque la receta es sencilla, es importante “cogerle el punto”.
 : Fácil
 : 40 minutos
 : Ocho personas
 : Verano

 

  • 300 Gramos de chocolate
  • 5 Huevos
  • 100 Gramos de mantequilla
  • 2 Cucharadas de leche entera
  • 1 Cucharada de harina

 

  1. Ponemos a fundir el chocolate con la mantequilla y la leche a baño de María.
  2. Una vez fundido, lo retiramos del fuego y le añadimos una cucharada de harina, revolviéndolo a conciencia con una espátula.
  3. Una vez fría la mezcla, incorporamos las claras batidas a punto de nieve.
  4. Lo vertimos todo en un molde que previamente hemos untado de mantequilla y enharinado y lo ponemos al horno durante 20 minutos a temperatura media.

 

Este postre se puede acompañar de nata agria. Otro acompañamiento que liga perfectamente son las populares natillas, con lo que podemos aprovechar las yemas de los huevos que hemos usado.

 

Para este plato no dudamos en aconsejar un Pedro Ximénez Reserva Familia, caldo intenso que logra un perfecto maridaje con el chocolate.


Torrijas

Postre
Las torrijas es uno de los postres más tradicionales de la repostería española. Son reflejo de una escasez pasada en la que había que apañarse con los restos de comida de los días anteriores. Llegaron a confeccionarse con agua, sustituyendo la leche cuando ésta escaseaba, o incluso con vino.
 : Fácil
 : 90 minutos
 : Seis personas
 : Primavera

 

  • 1 litro de leche
  • Una barra de pan (mejor de uno o dos días anteriores)
  • 50 gramos de azúcar
  • Un palo de canela
  • Un huevo
  • Piel de limón

 

  1. Cortamos la barra de pan de uno (o dos) día/s anterior/es en lonchas de entre uno y dos centímetros de grosor. 
  2. Ponemos a hervir un litro de leche con la peladura de un limón, un palo de canela y el azúcar.
  3. Cuando ya ha hervido, lo retiramos y lo dejamos enfriar hasta que la leche esté tibia. 
  4. En un plato hondo colocamos las rebanadas de pan y, por encima, les echamos la leche, dejándolas un buen rato hasta que se empapen bien.
  5. Después, las rebozamos en huevo batido y, con la ayuda de una espumadera, las vamos friendo en aceite caliente, cuidando de que no se quemen hasta que queden con un bonito aspecto dorado.
  6. Finalmente, a la hora de servirlas, las espolvoreamos con azúcar glass.

 

Preparar un almíbar ligero, con agua y azúcar y, una vez fritas las torrijas, echarlo por encima en abundancia. También recomendamos añadir unas gotas de vodka a las torrijas.

 

Cualquier vino dulce casa bien con las torrijas pero, en este caso, no dudamos en recomendar acompañarlas de un buen licor. Por ello, aconsejamos una copa del Anís de la Asturiana, semidulce, una bebida tan tradicional como este postre.


Empanadilla de manzana

Postre
La comodidad de encontrar preparados la masa de pasta quebrada o, si preferimos, de hojaldre, hace que este delicioso postre sea muy cómodo de realizar.
 : Fácil
 : 30 minutos
 : Seis personas
 : Primavera

 

-Una bandeja de masa quebrada
-3 Manzanas
-Azúcar moreno
-Canela
-Unas gotas de limón

 

  1. Pelamos, limpiamos y ponemos a cocer las manzanas con el azúcar, la canela, un poco de agua y unas gotas de limón para hacer una compota. Después, lo dejamos enfriar. 
  2. Cortamos la masa en redondeles y colocamos en el centro una nuez de compota. Después, lo cerramos en forma de bolsa y, o bien las freímos o las hacemos en el horno.
  3. Si optamos por freírlas, las podemos decorar después espolvoreándolas por encima con azúcar glass. 

 

Si se preparan en el horno, que siempre quedan menos grasientas, aunque más secas, se pueden pintar con un poco de yema de huevo para que queden brillantes y más apetecibles.

 

De Adegas Moure S.A. no dudamos en aconsejar como acompañamiento de este postre su excepcional licor de hierbas Abadía da Cova.


Mousse de nuez

Postre
Para que resulte menos empalagoso, se puede acompañar de unas natillas que estén un poco líquidas. Procurar mantener la mousse siempre bastante fría para evitar que se reblandezca la mantequilla. 
 : Fácil
 : 30 minutos
 : Ocho personas
 : Otoño

 


-250 Gramos de azúcar glasé
-250 Gramos de mantequilla
-250 Gramos de nueces peladas
-4 Huevos
-Un chorrito de brandy

 

1. Con ayuda de la batidora, mezclamos el azúcar con la mantequilla hasta que quede hecha una pomada. 
2. Se añaden entonces las yemas y se bate de nuevo, incorporándose al final las nueces molidas.
3. Se suben las claras a punto de nieve y se mezclan. Se unta un molde con mantequilla, se vuelca la mezcla y se introduce en el congelador. 
4. Una vez desmoldado, para mejorar la presentación, lo podemos servir adornado  por encima con nueces peladas.

Salsa de chocolate: Se hace un almíbar duro, dejando cocer 5 minutos y en él se deshace el chocolate y se deja enfriar. Se vuelca por encima de la mousse o se sirve aparte en salsera.

 

Para que resulte menos empalagoso, se puede acompañar de unas natillas que estén un poco líquidas. Procurar mantener la mousse siempre bastante fría para evitar que se reblandezca la mantequilla. 

 

Opinamos que el vino Beso de Ángel de las Bodegas Robles de la D.O. Montilla Moriles puede ser una de las elecciones más idóneas para este delicioso postre.


Hojaldre de manzana

Postre
Una jarrita con nata líquida muy fresca acompaña a la perfección a este delicioso postre. Y una advertencia: mucho cuidado con el primer bocado, el relleno guarda durante bastante tiempo el calor.
 : Media
 : 40 minutos
 : Seis personas
 : Otoño

 

-Una hoja de hojaldre
-4 Manzanas Golden
-100 gramos de pasas (sin pepitas)
-100 gramos de mantequilla
-Un huevo
-2 cucharadas de azúcar

 

1. Pelamos las manzanas, las cortamos en cuadraditos y las depositamos en una sartén con mantequilla hasta que empiecen a dorarse. Se le incorporan entonces las pasas y el azúcar. 
2. Extendemos la hoja de hojaldre y la rellenamos con el preparado. 
3. Después, se enrolla como si fuera un brazo de gitano, se pinta el hojaldre con huevo y se espolvorea con un poco de azúcar.
4. Finalmente, se pone al horno durante 20 minutos aproximadamente, hasta que se vea que el hojaldre está ya dorado. 

 

Una jarrita con nata líquida muy fresca acompaña a la perfección a este delicioso postre. Y una advertencia: mucho cuidado con el primer bocado, el relleno guarda durante bastante tiempo el calor.

 

De la Quinta de Ventozelo, hemos seleccionado el Oporto dulce Vinzelo Tawny, un vino altamente recomendable con toda clase de postres.


Flan de pan y pasas

Postre
Este tradicional postre, con el que se logra aprovechar las barras de pan sobrantes de días anteriores, es francamente delicioso y casi infalible de hacer.
 : media
 : 45 minutos
 : Seis personas
 : Otoño

 

-5 Huevos
-½ Litro de leche
-1 Barra de pan
-100 Gramos de pasas de Corinto
-6 Cucharadas de azúcar
-50 Gramos de mantequilla
-Una copa de brandy
-Agua y azúcar para el caramelo

 

1. Maceramos durante unas horas las pasas de Corinto en el brandy.
2. Calentamos la leche y le vamos introduciendo el pan desmigado. 
3. Mientras se empapa bien el pan, se baten en un bol los huevos y el azúcar.
4. Se derrite la mantequilla.
5. Incorporamos a la leche con el pan desmigado, las pasas con el jugo del brandy, la mantequilla derretida y los huevos batidos, mezclándolo todo bien.
6. Se baña un molde hondo con un poco de caramelo ligero y, cuando está frío, se rellena con todo el amasijo.
7. Lo ponemos al baño de María, en horno medio a 180º, durante 30 minutos aproximadamente.
8. Es importante verificar el punto, pinchando con una aguja en el centro para ver si está bien cuajado.
9. Este plato lo podemos acompañar, si queremos, con una natilla ligera.

 

Se puede conservar fácilmente en casa la cáscara de naranja fresca una vez que se hayan mondado. Se corta la piel en espiral a tiras de una sola pieza, se cuelgan en un lugar oscuro y con ambiente seco. En un par de días estarán listas, cortándose entonces finamente con una tijera. Se guardan en un bote de cristal, loza o plástico bien tapado. Sirven para decorar y animar platos como el del flan que aquí mencionamos.

 

Aunque en España existen magníficos vinos dulces, hemos seleccionado una bodega española, Quinta de Ventocelo, que elabora sus vinos en su finca portuguesa regada por el río Duero. De su selección de vinos de Oporto hemos seleccionado el Vintage Carácter, un vino sumamente grato al paladar, con excelente color y sabor.


¿Desde qué comunidad nos visitas?

GALICIA
CASTILLA Y LEÓN

Enviando datos...

X

Recibe gratis diariamente las Oportunigadis en tu correo electrónico. Por ser suscriptor entrarás en el sorteo de un vale de compra de 50€ al mes.

Declaro haber leído el aviso legal

¿Desea ver el folleto o descargarlo?

Ver folleto
Descargar folleto