Dolmas

Entrante
Las dolmas son un tradicional plato griego, usualmente elaborado con hojas de parra, aquí sustituidas por nuestro popular repollo.
 : Media
 : 45 minutos
 : Seis personas
 : Invierno

 

  • Un repollo
  • 750 Gramos de carnepicada (mitad ternera/mitad cerdo)
  • 6 Huevos
  • 2 Cebollas medianas
  • 1 Copa de vino de Jerez blanco seco
  • Harina
  • 1 pastilla de caldo concentrado
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta blanca
  • Unas gotas de salsa Perrins (opcional)

 

  1. En primer lugar deshojamos con cuidado el repollo, lavamos las hojas y las cocemos en agua con sal, a la que hemos añadido un chorrito de aceite. Esta cocción debe durar unos quince minutos.
  2. En una sartén, doramos una de las cebollas que previamente hemos picado.
  3. La carne picada se amasa con dos de los huevos y se salpimienta, incorporándose a la sartén donde hemos preparado la cebolla.
  4. Con cuidado para que no se rompan, vamos extendiendo una a una las hojas de repollo sobre un paño de cocina, las secamos y con el paño presionamos la parte nerviosa de la hoja para que se ablande. Sobre ella, colocamos una cucharada sopera de carne y procedemos a envolverla en rollo,presionando un poco para que no se desenvuelva.
  5. Una vez finalizado este proceso, enharinamos y pasamos por huevo batido todas las dolmas,depositándolas en una fuente honda de horno.
  6. Por otro lado, procedemos a hacer la salsa. Para ello, en primer lugar cortamos en trozos pequeños la otra cebolla y la sofreímos.
  7. Cuando comienza a dorarse, añadimos harina revolviendo continuamente con una cuchara de madera para evitar que se queme.
  8. En el momento que comienza a tomar un color oscuro, le incorporamos la copa de fino,abundante agua y la pastilla de caldo concentrado.Como añadido opcional recomendamos unas gotas de salsa Perrins.
  9. Después, se pasa por un colador y se echa en la fuente por encima de las dolmas.
  10. Por último, se ponen a horno medio, previamente calentado, durante media hora.

 

En el caso de no tener tiempo, podemos sustituirla por salsa de tomate.

 

De la D.O. Rioja hemos seleccionado su renombrado tinto Viña Albina Reserva, que combina a la perfección tanto con verduras como con carnes blancas. Es un vino moderno,cómodo de beber y con grata presencia en boca.



Magras con tomate

Entrante
Un consejo es seleccionar unas buenas lonchas de jamón serrano de unos tres milímetros de grosor, procurando que no esté demasiado curado. Para este plato es aconsejable usar el jamón gallego, que está menos curado que el de otras zonas del país.Para evitar que el jamón esté demasiado salado, es conveniente dejarlo reposar en leche durante unas horas.
 : Fácil
 : 30 minutos
 : Seis personas
 : Invierno

 

  • 6 Magras de jamón serrano
  • Una lata de tomates pelados
  • Una cebolla
  • Pimienta blanca
  • Azúcar 
  • Sal

 

  1. En primer lugar preparamos abundante salsa de tomate. Para ello, hay que freír la cebolla muy picada hasta que esté muy blanda y luego añadir el tomate, dejándolo a fuego lento durante dos horas, añadiendo muy poca sal, un golpe de pimienta blanca y una pizca de azúcar para evitar la acidez. 
  2. En una sartén, con una gota de aceite, freímos, vuelta y vuelta, las lonchas de jamón. Después, las vamos colocando en una fuente de barro.
  3. Vertimos por encima la salsa de tomate y las terminamos de hacer a fuego lento hasta que estén tiernas (aproximadamente unos quince minutos).
  4. Las podemos espolvorear con perejil picado.
  5. Finalmente, aconsejamos siempre acompañar las magras con pequeñas patatas cocidas bien redondeadas.

 

Cuando el tomate es muy maduro y se le destina para hacer salsas, siendo preciso, por tanto, desmenuzarlo, debe evitarse cortar por el ojo,pues perdería parte de su jugo. Se sumergen en agua hirviendo, todos a la vez, por espacio de diez segundos y a continuación se pelan.

 

Obligatorio es acompañar las magras con un D.O. Navarra y no dudaría en aconsejar el Gran Feudo, tinto crianza, de las clásicas bodegas de Julián Chivite, un vino honesto que logra la pretensión de hacernos disfrutar con su equilibrado y maduro paladar.


Cochinillo al cava

Entrante
No tiene duda que la preparación tradicional del tostón no tiene comparación, pero eso no es razón para no investigar de vez en cuando nuevas formas de elaboración tal como aconseja esta deliciosa e innovadora receta.
 : Media
 : 2 horas
 : Seis personas
 : Especial Fin de Año

 

  • Un cochinillo de 6 kilos
  • Una botella de cava
  • Una pastilla de caldo de carne concentrado
  • Una cucharada sopera de azúcar
  • Agua
  • Sal
  • Para la ensalada:Escarola, pistachos, mostaza, aceite, aceto de Módena

 

  1. Troceamos las partes del cochinillo y, a continuación, las salamos. 
  2. Después, las colocamos en una fuente de horno y les vertimos por encima un vaso de agua.
  3. Se deposita la fuente en el horno precalentado, a 180º, y se deja asar durante hora y media.
  4. Para evitar que se seque se va mojando el cochinillo con unos chorros de cava mientras asa.
  5. Luego, se pone el horno a la máxima temperatura para que la corteza se tueste y quede dorada.
  6. Diluimos la pastilla de caldo concentrado en un vaso de cava y azúcar que previamente hemos caramelizado.
  7. Pasados 20 minutos derramamos sobre la corteza la mezcla.
  8. Se tuesta 15 minutos más y se sirve acompañado de una ensalada.

 

Proponemos hacer una original ensalada. Para ello, en un bol emulsionamos el aceite, el aceto de Módena (o vinagre de yema de Jerez), una cucharadita de café de mostaza de Dijon granulada y sal. A continuación, se añade escarola cortada con la mano, se revuelve y, finalmente, se incorporan pistachos pelados y partidos.

 

Para un plato tan castellano proponemos un Ribera del Duero como el Valpincia crianza, bien equilibrado y con un largo sabor que permite un perfecto maridaje con el plato.


Bolla de pan con quesos

Entrante
Para confeccionar este delicioso plato, perfecto para animar una reunión informal con amigos, es aconsejable usar la típica bolla gallega, procurando que no sea de un tamaño excesivamente grande.
 : Fácil
 : 30 minutos
 : Ocho personas
 : Invierno

 

  • Una bolla de pan
  • 200 Gramos de queso rallado gruyere
  • 200 Gramos de queso rallado Emmenthal
  • Media cebolla
  • 250 Gramos de mayonesa de bote
  • Sal
  • Pimienta blanca


 

  1. Cortamos la parte superior de esta bolla con un cuchillo y le vaciaremos la miga del pan.
  2. A continuación, se pica muy bien la cebolla (tiene que quedar casi deshecha), se mezcla con los quesos y la mayonesa, se salpimienta, y se hace una masa con todo. 
  3. Rellenamos la oquedad que se ha dejado en el pan y la ponemos al horno, previamente calentado, durante quince minutos hasta que se tueste. 
  4. Justo a continuación, lo servimos. Los comensales romperán la tapa y bordes del pan y lo irán untando en el queso mientras saborean un buen vino blanco.


 

Si no hemos podido consumir el pan durante uno o dos días, lo humedecemos con unas gotas de agua antes de meterlo en el horno. Al retirarlo, parecerá que está recién hecho.


 

De la emergente D.O. Valdeorras seleccionamos el 100% godello Quinta da Peza, de un delicado color amarillo verdoso, es delicado, sabroso y fresco. Un gran vino blanco.



Quiche lorraine

Entrante
La Quiche Lorraine es uno de los platos más populares de Francia, casi comparable a la pizza napolitana o a la empanada gallega. Su confección es muy sencilla.
 : Fácil
 : 30 minutos
 : Seis personas
 : Primavera

 

  • Un paquete de masa quebrada
  • 100 Gramos de bacón
  • 75 Gramos de queso de Gruyere en lonchas
  • Una bandeja de champiñones
  • 5 Huevos
  • Un bote pequeño de nata líquida
  • Sal y pimienta blanca


 

  1. Colocamos la masa en un molde y la metemos en el horno durante 10 ou 15 minutos.
  2. Aparte, freímos el bacón, limpio de cortezas y huesos y los champiñones que previamente hemos laminado. Reservamos. 
  3. Batimos los huevos y la nata. Le echamos la sal y la pimienta. Una vez batidos, incorporamos los champiñones, el bacón y, además, queso en lonchas (o rallado).
  4. Finalmente, cuando la masa está preparada, añadimos el revuelto y dejamos cocer en el horno hasta que esté listo. Esta cocción puede llevar aproximadamente de 20 a 30 minutos.

 

Se pueden cambiar los ingredientes del plato, sustituyendo el bacon o los champiñones por langostinos o jugando con las combinaciones que más apetezcan. El queso, la nata y los huevos son inamovibles.

 

El vino D.O. Rioja, Diamante blanco, nos parece el más idóneo para esta receta.



Crema de remolacha

Entrante
Esta variación del Borchs ruso, una sopa popular muy caldosa y realizada a base de remolacha y otras verduras, es mucho más agradable para tomar que su receta original. Su confección es sencilla y, su presencia en la mesa, espectacular.
 : Fácil
 : 40 minutos
 : Seis personas
 : Verano

 

  • 1 Kilo y medio de remolachas
  • 2 Cebollas grandes
  • Una Ramita de apio
  • Un Puerro
  • Perejil
  • Aceite, sal y pimienta
  • Una jarrita de nata líquida

 

  1.  Lavamos, pelamos y troceamos las remolachas.
  2.  La mitad de las remolachas las cocemos en abundante agua y, la otra mitad, las reservamos. 
  3.   Freímos las cebollas ya cortadas en una cazuela junto con el puerro, el apio y el perejil. 
  4.    Cuando todo está rehogado, incorporamos los trozos de la remolacha que habíamos reservado, añadiendo un poco del agua que se había utilizado para cocer la otra mitad de las remolachas, dejándolas hacer hasta que estén tiernas. A media cocción, salpimentamos.
  5.  Trituramos el guiso junto con las remolachas que antes ya habíamos cocido y, si vemos que queda demasiado espeso, añadimos un poco más del agua de cocción. Esa crema la ponemos a calentar y rectificamos de sal y pimienta.
  6.  Una vez terminada, y después de haberla dejado enfriar, la introducimos en la nevera.
  7.    Finalmente, servimos todo muy frío, añadiendo en el momento de servirla un chorrito de nata líquida en el centro del plato.

 

Las raspaduras de una naranja añadidas en el momento de la cocción, dan al plato un sabor muy grato.

 

No es fácil aconsejar un vino a esta sopa fría. Se puede servir el que se va a tomar con el resto de la comida y, si se quiere hacer una originalidad, y en homenaje al país originario del Borchs, se puede acompañar de una copita de vodka muy frío.


Patatas Nemesia

Entrante
El nombre que hemos dado a este plato proviene del nombre de la cocinera que servía en el Pazo de la Peregrina, morada del escritor Manuel Linares Rivas y que llegó a hacerse muy popular entre su círculo de amistades.
 : Fácil
 : 2 horas
 : Seis personas
 : Primavera

 

  • 2 Patatas medianas por persona
  • 100 gramos de jamón
  • Leche
  • 75 gramos de mantequilla
  • Unas hojas de perejil
  • Sal y pimienta blanca

 

  1. Lavamos las patatas, las secamos y las ponemos a asar sin pelarlas durante hora y media a fuego lento. 
  2. Cuando comienzan a estar blandas, cortamos la parte de arriba y las vaciamos con la ayuda de una cucharilla. 
  3. El relleno extraído se pasa por un pasapurés, junto con mantequilla, leche y un golpe de pimienta blanca, procurando que quede un puré muy cremoso. También le añadimos el jamón, del que se reserva un poco para poner encima de las patatas. 
  4. Finalmente, rellenamos las patatas con el puré y las metemos al horno para calentar. Las servimos adornadas por encima con un poco de jamón y perejil muy picado.

 

Freír el jamón en un poco de aceite realza el sabor de este plato. De todas formas, recomendamos no exagerar con los trocitos de jamón, ya que restaría protagonismo a la patata.

 

La patata y la tierra gallega van íntimamente vinculadas, por lo que no dudamos en combinarlas con un vino blanco D.O. Valdeorras con uva 100 por cien godello, tal como el blanco joven de Viña Somoza, seco, sabroso y equilibrado.


Budín de verdura

Entrante
Si por falta de tiempo no hay posibilidad de elaborar la salsa, el budín admite también una buena salsa de tomate.
 : Media
 : 90 minutos
 : Ocho personas
 : Verano

 

  • 2 Lechugas
  • Un repollo blanco
  • 4 Zanahorias grandes
  • 200 Gramos de guisantes
  • 300 Gramos de judías verdes
  • 5 Huevos para las verduras
  • 250 Gramos de tocino entreverado
  • 100 Gramos de jamón picado
  • Sal
  • Pan rallado
  • Para la salsa: Una cebolla grande, Harina, 3 Cucharadas de aceite, Vino blanco, agua y sal. 

 

  1. Cocemos las verduras, las escurrimos bien y las picamos. Después, las echamos en un bol y les incorporamos el huevo y el tocino que previamente también se ha picado.
  2. Preparamos todo en un molde redondo, untado de aceite y pan rallado, en el que depositamos las verduras, añadiendo la sal.
  3. Después, lo introducimos en el horno, ya calentado, al baño de María durante tres cuartos de hora.
  4. Finalmente, desmoldamos las verduras en una fuente redonda, las cubrimos con un poco de la salsa y las adornamos con unos pocos guisantes, zanahorias y jamón frito. El resto de la salsa las servimos en una salsera aparte, muy caliente.
Cómo hacer la salsa española: Picamos la cebolla y la doramos en aceite. Después, le echamos la harina y rehogamos hasta que la harina esté un poco tostada. Es entonces cuando añadimos el vino blanco, el agua y la sal. Dejamos  cocer hasta que esté un poco espesa y, finalmente, la pasamos por un colador.

 

En flaneras pequeñas se pueden preparar pequeños búdines individuales. Esta receta admite perfectamente el congelado. Si por falta de tiempo no hay posibilidad de elaborar la salsa, el budín admite también una buena salsa de tomate.

 

El Gran Feudo rosado, D.O. Navarra, con un excelente nivel calidad/precio y que ofrece muy buen maridaje, tanto con verduras como con pastas.


Ensalada de gulas

Entrante
Como en todas las ensaladas que están integradas por diferentes componentes, estos pueden variar.
 : Fácil
 : 15 minutos
 : Cuatro personas
 : Verano

 

  • Dos paquetes de gulas
  • Un diente de ajo y una guindilla para las gulas
  • 200 Gramos de tomatitos cherry
  • Un sobre de berros
  • 200 Gramos de queso fresco
  • Aceto de Módena
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Sal

 

  1. En una cazuela de barro ponemos una pequeña cantidad de aceite y freímos ahí un diente de ajo cortado en láminas, al que le añadimos la guindilla y, finalmente, rehogamos las gulas durante un momento para que adquieran sabor (ajo y guindilla se pueden retirar después).
  2. Lavamos los berros, los escurrimos bien y los colocamos en una ensaladera.
  3. A continuación, les incorporamos los tomates cherry cortados por la mitad, el queso cortado en cuadraditos y finalmente las gulas.
  4. Antes de servir, salamos el plato con sal fina y le añadimos un chorro de aceite y unas gotas de aceto de Módena. 

 

Como en todas las ensaladas que están integradas por diferentes componentes, estos pueden variar. Por ejemplo, si no se encuentran berros, podemos sustituirlos por escarola, o bien, por hojas de verduras variadas.

 

A un plato alegre, un vino alegre; de las bodegas Hidalgo de Sanlúcar de Barrameda hemos seleccionado su premiada manzanilla La Gitana, un auténtico clásico.


Spaghetti al ajillo

Entrante
Los spaghetti gozan de la suficiente personalidad y del peculiar sabor que los hace incomparables a cualquier otro alimento. Esta combinación, es una buena prueba de ello.
 : Fácil
 : 30 minutos
 : Seis personas
 : Primavera

 

  • 600 Gramos de spaghetti
  • 3 Dientes de ajo
  • Una guindilla
  • Unas hojas de perejil y de salvia (opcional)
  • Aceite
  • Sal

 

  1. Cocemos los spaghetti en abundante agua salada, añadiendo un chorrito de aceite para procurar que no se peguen durante la cocción.
  2. Mientras tanto, en la cazuela de barro donde vamos a servir el plato, freímos en un fondo de aceite los dientes de ajo, que previamente se han laminado, así como la guindilla entera.
  3. Cuando la pasta está lista, la escurrimos y lo mezclamos en la cazuela con los ajos a fin de que se impregnen bien con el aceite. 
  4. Antes de servir, espolvoreamos nuestro plato con un poco de perejil y hojas de salvia picada.

 

Para pelar los ajos más fácilmente es conveniente sumergirlos en agua fría durante 15 minutos. Se retiran del agua y se guardan, sin tapar, durante toda la noche en frigorífico.

 

Una D.O. Rioja Alta como el Viña Alberdi, sabroso y equilibrado, combinará a la perfección con el picante de la guindilla, que dota de personalidad a este plato.


Ensalada de pollo

Entrante
Esta ensalada es fantástica cuando vienen familiares o amigos a casa. Sencilla y deliciosa.
 : Fácil
 : 30 minutos
 : seis personas
 : Primavera

 

-3 Pechugas de pollo
-Una escarola
-Unas hojas de espinaca
-Una piña
-Bacon en lonchas
-Picatostes
-Aceite, vinagre, mostaza y sal para el aliño

 

  1.  Cocemos el pollo, o bien podemos aprovechar las sobras de un pollo asado. 
  2. Aparte, freímos hasta que queden crocantes las lonchas de bacon. Después, las secamos con papel de cocina, las cortamos en pequeñas tiras y las reservamos. 
  3. Cortamos el pan, al ser posible de la víspera en pequeños cuadraditos y los freímos en aceite procurando que quede dorado. Reservamos. 
  4. Limpiamos, escurrimos y cortamos con la mano la escarola. Además, lavamos y secamos las hojas de la espinaca. Troceamos la piña.
  5. En una fuente mezclamos todos los ingredientes, procurando destacar en la parte superior los picatostes y las hojas de espinaca.
  6. En un pequeño bol mezclamos unas gotas de vinagre, aceite de oliva virgen, media cucharadita de mostaza, y un poco de sal. Se emulsiona y lo mezclamos  con la ensalada en el momento de servir. 

 

Los cambios y sustituciones en las ensaladas siempre se dejan a la imaginación de quien la prepara. Si ha sobrado pavo, es siempre un buen sustituto del pollo. También se puede cambiar la manzana por la piña, aunque sin cargar la ensalada de demasiados componentes.

 

Un blanco de D.O. Rueda, sin duda, siempre casa bien con cualquier tipo de ensaladas. De la Cooperativa Agrícola Castellana hemos seleccionado el muy apropiado Cuatro Rayas Verdejo, un caldo fresco, intenso y con una excelente acidez final.


Salmón marinado

Entrante
Receta sencilla y apta para las fiestas navideñas.
 : Fácil
 : 3 días
 : 10 personas
 : Receta especial: nochebuena

 


- Un salmón de unos dos kilos
- 150 Gramos de sal
- 150 Gramos de azúcar
- Un bote de eneldo
- Pimienta blanca
- Aceite extra virgen

 

1. Se limpia el pescado de la espina central y las laterales y con una pinza de depilar se extraen las que tiene en la parte superior del lomo. 
2. Una vez limpio, lo untamos de aceite por todas partes.
3. En un bol se deposita el azúcar y la sal y se mezclan bien. Antes de añadir los otros ingredientes, frotamos con un poco de sal/azúcar el interior del pescado. Una vez realizada esta operación se añade el eneldo y un poco de pimienta blanca y se mezcla bien.
4. En una fuente alargada y sobre un paño de cocina se hace una cama con parte de la mezcla mencionada. Sobre ella se coloca el salmón y con el resto se frota la piel del lomo superior del salmón, que previamente se ha cerrado.
5. Se envuelve en el trapo de cocina y se deposita en la nevera durante tres días, no olvidando darle una vuelta todos los días. Hay que poner sobre el salmón abundante peso, para que vaya marinándose bien.
6. Cuando se vaya a servir, hay que limpiar el eneldo que se le haya introducido en la carne a fin de que no le mate el sabor. Se corta en lonchas muy finas.
Se puede conservar en congelador o bien dejarlo en nevera hasta ocho días.

 

Acompañar el salmón con aceite virgen, unas gotas de limón o bien preparar una salsa Romoulade (mayonesa con una pizca de mostaza y cebollitas, pepinillos y alcaparras picados).

 

Aconsejamos, sin dudar, un buen cava que sea fresco, airoso y sincero en boca, como el Codorníu GR Plus Ultra. Acertará con su elección.


Sopa de pescado

Entrante
Múltiples recetas de sopas de pescado salen de las cocinas vascas y sin duda ésta es una de las mejores. Es trabajosa, pero el resultado merece la pena.
 : Media
 : 2 horas
 : seis personas
 : Otoño

 


-Una Cabeza de merluza
-Una Kabrarroca (escacho)
-Una cabeza de rape
-6 langostinos tigre
-12 gambas
-2 Tomates
-4 Dientes de ajo
-1 Cebolla
-2 Puerros
-2 Zanahorias
-Un ramito de “bouquet garní”
-2 Decilitros de aceite
-2 Litros de fumet de pescado
-2 Copas de coñac
-Sal y pimienta negra
-2 Copas de brandy

 

1. En primer lugar, pelamos las zanahorias, los puerros y la cebolla y las cortamos en una juliana un poco más gruesa que lo usual, rehogándolos en aceite junto a las hierbas y a los dientes de ajo, que deberán estar sin pelar. 
2. Luego agregamos el escacho, las cabezas de merluza, el rape, los langostinos y las gambas, todo ello debidamente troceado. Lo salteamos y lo flambeamos con el brandy y, cuando están a medio flambear, se apaga cubriendo la cazuela con la tapadera. 
3. Se añade el fumet de pescado (o de verduras si no se tiene) y se deja hervir durante diez minutos.
4. Separamos el pescado y el marisco, reservamos las carnes limpias. Devolvemos las espinas y los caparazones del marisco a la cazuela, que se mantendrá sobre el fuego hasta que el caldo espese.
5. Entonces, se pasa todo por el chino y se le agregan las gambas, los carabineros y los trozos de pescado previamente desmenuzados. Se sazona convenientemente comprobándose el punto de sal.
6. Finalmente se le da un hervor.

 

Se puede acompañar esta sopa con unos picatostes. También admite la inclusión de una guindilla durante su preparación, o bien de unas gotas de salsa Tabasco a gusto de cada comensal.

 

De la D.O. Rías Baixas aconsejamos uno de sus grandes albariños, el Terras Gauda, uno de los vinos blancos más interesantes que se producen en Galicia.


Fondue de cangrejo

Entrante
Aconsejamos tener en la despensa “como fondo de armario” los ingredientes que conforman este riquísimo plato. Una reunión de amigos organizada sobre la marcha o una visita imprevista se verán siempre gratamente sorprendidas con esta delicia.
 : Fácil
 : 15 minutos
 : 20 personas
 : Otoño

 

-200 Gramos de queso Cheedar
-200 Gramos de crema de queso Philadelphia
-100 Gramos de cangrejo
-¼ de Litro de nata líquida
-Nachos o colines para acompañar

 

1. En una cacerola que pondremos al baño de María, derretimos los dos quesos a la vez, sin parar de revolver con una cuchara de madera. 
2. Se sala.
3. Poco a poco vamos añadiendo la nata líquida hasta que quede una crema suave.
4. Se le incorpora entonces el cangrejo deshecho y se mezcla bien durante unos minutos. 
5. Finalmente, lo decoramos con un poco de albahaca muy picada.
6. Este plato se sirve muy caliente en un cacharro de fondue o similar, acompañado de nachos o colines.

 

Se puede incentivar el sabor del queso si se le añade un chorrito de vino blanco en el momento que empiezan a mezclarse los quesos. También aconsejamos sustituir el cangrejo en lata por buey de Francia o, en plan más económico, palitos de Surimi.

 

Hemos seleccionado el cava Anna de Codorníu para preparar un sencillo y refrescante cocktail. En una copa de cava ponemos hielo picado, unas cortezas de naranja cortadas en juliana, el zumo de medio limón y, por último, la llenamos finalmente con el cava.


Huevos encapotados

Entrante
La falta de tiempo, y la pereza de ponerse a trabajar en la cocina, ha hecho que desaparezcan del menú diario algunos platos de antaño popularísimos en muchos hogares. Ahora, rescatamos del olvido esta deliciosa receta.
 : Fácil
 : 30 minutos
 : Seis personas
 : Otoño

 

-6 Huevos
-Pan rallado
-Un huevo para rebozar
-Sal
-Aceite
Salsa bechamel: Mantequilla, harina y leche

 

Preparación:

1. Preparamos una salsa bechamel que tenga la suficiente consistencia para poder encapotar los huevos. Tiene que quedar un punto cremosa.
2. Freímos los huevos en abundante aceite y los ponemos sobre papel absorbente para que pierdan la grasa.
3. Recortamos el borde de la clara de los huevos a fin de que no queden demasiado grandes y se encapotan totalmente con la bechamel.
4. Se pasan por huevo y pan rallado. Luego, los freímos de uno en uno, en abundante aceite.
5. Pueden servirse acompañados de patatas paja.

 

Para preparar las patatas pajas se procede de la siguiente manera: se corta la patata con la mandolina y se fríe en abundante aceite, procurando no echarlas todas de golpe, sino en pequeñas proporciones para evitar que se peguen. Cuando comienzan a coger color, se escurren y se colocan sobre un papel de cocina para que absorban bien el aceite.

 

Una de las bodegas pioneras de la D.O. Ribeira Sacra es Adegas Moure y de ella hemos seleccionado el interesante Mencía Abadía da Cova, elaborado seis meses en barrica, un buen exponente que hace adivinar un gran futuro en muy breve plazo de tiempo.


¿Desde qué comunidad nos visitas?

GALICIA
CASTILLA Y LEÓN

Enviando datos...

X

Recibe gratis diariamente las Oportunigadis en tu correo electrónico. Por ser suscriptor entrarás en el sorteo de un vale de compra de 50€ al mes.

Declaro haber leído el aviso legal

¿Desea ver el folleto o descargarlo?

Ver folleto
Descargar folleto